Nacional
Suscríbete por 1€

internet

Los jóvenes, la clave para combatir los discursos de odio en la red

El informe 'Romper cadenas de odio, tejer redes de apoyo: Los y las jóvenes ante los discursos del odio', realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad, determina que la juventud española se reconoce como un elemento clave para combatir los discursos de odio en la red.

Facebook
Facebook
Dado Ruvic/Reuters

El informe 'Romper cadenas de odio, tejer redes de apoyo: Los y las jóvenes ante los discursos del odio', realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad, determina que la juventud española se reconoce como un elemento clave para combatir los discursos de odio en la red y cree, de forma mayoritaria, en que la responsabilidad individual es el mecanismo fundamental para acabar con este tipo de discursos nocivos.

Fad presenta este estudio con motivo de la celebración, este jueves, del Día Internacional de la Juventud, una jornada que, recuerdan, sirve para promover el importante papel de los jóvenes como dinamizadores del cambio social y el desarrollo.

Desde la entidad recuerdan que esta generación se enfrenta en la actualidad a retos muy importantes, no sólo para sus vidas, sino para la construcción de una sociedad en la que la tecnología forma parte fundamental de muchos aspectos de su día a día e influye en su manera de comunicarse y de ver el mundo. Además, destaca, en un grupo de población especialmente vulnerable a aspectos que tienen que ver con la red.

Es por eso que Fad ha decidido enfocar su estudio en cómo los jóvenes se comunican y cómo utilizan las redes sociales en su día a día y para conocer si son conscientes de la importancia de generar discursos responsables libres de odio, basados en la inclusión y en el respeto en este marco.

Al respecto, el estudio señala que los jóvenes señalan como "importante" la premisa de no retroalimentar el odio, no responder ni intentar razonar con personas que generan odio porque, a su juicio, lo amplifica. Además, destaca que, aunque conocen la importancia de denunciar este tipo de discursos en las redes, también entienden el silencio por miedo a empeorar la situación o parecer débil y por la sensación de desprotección e impotencia.

En el informe, los jóvenes entrevistados exponen además que en muchos momentos adoptan una postura activista ante los discursos de odio como una forma reivindicativa de enfrentarse directamente a la intencionalidad de los mensajes, el hacer daño. También se observa una apuesta por generar redes de apoyo e identidad que mitiguen el impacto del odio.

Según explica la entidad, los jóvenes hacen hincapié en la capacidad individual para romper con las cadenas de odio oculto y normalizado, y en la necesidad de asumir tal responsabilidad en los círculos de proximidad, ante el acomodamiento en la mayoría silenciosa: frente al odio de baja intensidad, generar conciencia y apoyo de alta densidad. La red personal que la persona usuaria crea se define como una suerte que mitiga el impacto del odio y cumple una funcionalidad para la reafirmación de la propia identidad.

Del mismo modo, creen que las plataformas de redes sociales deben reconocer su responsabilidad y enfatizan la necesidad de facilitar mecanismos de control y denuncia. Se observa una demanda de "filtros" que criben las noticias verdaderas y falsas, y faciliten a los usuarios y usuarias esa labor.

En el estudio se identifican una serie de necesidades para poder combatir este tipo de discursos online. En primer lugar, la posibilidad de trabajar en valores y emociones, aprender a tener un pensamiento crítico y trabajar en el desarrollo de la inteligencia emocional. Se subraya la importancia de la alfabetización digital para poder combatir el discurso de odio.

Además, explica Fad, en los centros educativos se evidencia la necesidad de generar espacios y contextos para hablar del discurso de odio. También formar a los y las docentes y perseguir la ejemplaridad en el entorno familiar.

En cuanto a la formación de la opinión pública, los jóvenes ven necesario visibilizar las injusticias y sensibilizar y consideran que las plataformas deben contar con protocolos de actuación y hacerse responsables en función de su alcance. En este sentido, quieren que se forme a periodistas para combatir la legitimación del lenguaje discriminatorio.

Del mismo modo, los entrevistados apuntan que, igual que Internet se constituye como terreno propicio para los discursos de odio, también debe ser observado y considerado como espacio de transformación, entre otras cosas para combatir ese odio. Un espacio donde tienen cabida nuevos movimientos que velan por la igualdad, la no discriminación y la denuncia, y que puede facilitar y canalizar, como ningún otro, las respuestas necesarias.

Para Acción contra el Hambre, "la incorporación de los jóvenes al mercado laboral es la llave para salir de esta crisis". El responsable de Acción Social de la ONG, Pablo Soriano, ha destacado el "talento que aportan los jóvenes al mercado laboral", a través de enfoques sociales como el medio ambiente y la perspectiva de género, unos aspectos que, a su juicio, "son clave para la recuperación económica del país".

Su homóloga del programa de intermediación con empresas, Marta González, ha explicado que el número de jóvenes que han accedido a sus programas de empleo ha aumentado en el último año debido a que "la pandemia ha sido un duro golpe" para ellos. En este sentido, apunta que la crisis sanitaria ha "reducido las oportunidades laborales" de los jóvenes, lo que sumado a "la idea equivocada de que si no se tiene experiencia no se podrá desempeñar un trabajo de forma eficiente y eficaz" está situando a este generación en una situación complicada.

También ha destacado las consecuencias del Covid-19 en este colectivo el Consejo de la Juventud de España, quien teme que esta situación cronifique la precariedad de una juventud que ya arrastra otra crisis, la del 2008.

Es por eso que, este jueves, ha lanzado la campaña 'Vacunas por los Derechos de la Juventud', para promover un gran acuerdo país con todas las fuerzas políticas y agentes sociales para situar en el centro de la agenda política los problemas de la juventud e impulsar las reformas estructurales que resuelvan esta situación de vulnerabilidad juvenil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión