Nacional
Suscríbete

nacional

La exinterventora de Generalitat dice que Junqueras la cesó tras sus advertencias

Mireia Vidal, interventora general de la Generalitat entre 2011 y 2016 y a la que el Tribunal de Cuentas pide 3,1 millones de euros por la acción exterior del Govern, ha defendido hoy su profesionalidad y ha recordado que Oriol Junqueras (ERC) la cesó cuando advirtió sobre la creación de la consellería de Asuntos Exteriores.

Oriol Junqueras presenta su último libro "Contra l'adversitat"
Oriol Junqueras presenta su último libro "Contra l'adversitat"
Alejandro García

Mireia Vidal, interventora general de la Generalitat entre 2011 y 2016 y a la que el Tribunal de Cuentas pide 3,1 millones de euros por la acción exterior del Govern, ha defendido hoy su profesionalidad y ha recordado que Oriol Junqueras (ERC) la cesó cuando advirtió sobre la creación de la consellería de Asuntos Exteriores.

En una entrevista que publica este lunes el diario El Mundo, Vidal ha señalado que el Tribunal de Cuentas le imputa irregularidades a pesar de que ella no tomaba las decisiones, y que su función se limitaba a cuestiones técnicas: "Cumplí con las normas y las apliqué a rajatabla hasta que me cesaron", ha asegurado.

Vidal ha recordado que el Tribunal Constitucional alertó en su día sobre la creación de la consellería de Asuntos Exteriores, "y nosotros -ha asegurado- actuamos produciendo advertencias en el mismo sentido".

"El Constitucional nos imponía un criterio muy claro a seguir. No podíamos aceptar la nómina entera de la nueva consejería sin diferenciar quién cumplía acciones de representación de Asuntos Exteriores", ha afirmado.

"Yo hice la advertencia y el Gobierno de la Generalitat manifestó que eran todo actuaciones de acción exterior dentro del Estatuto de Autonomía", ha explicado, tras lo cual el entonces vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, la destituyó, una decisión que "me encontré -ha asegurado- en el Diario Oficial de la Generalitat, perdí complemento de destino y perdí incluso mi cargo anterior de subdirectora general".

Vidal, que aún trabaja en el sector público, es la funcionaria a la que piden más dinero por los gastos del Diplocat". Ella asegura que no tiene el dinero que se le reclama: "No sé qué va a pasar con mi nómina, tengo ansiedad y no puedo dormir sin saber si podré pagar la hipoteca ni cómo mantener a mi hijo", ha dicho.

"Me siento fatal e indefensa", ha añadido Vidal, quien no discute que el Tribunal de Cuentas revise que no haya malversación de los fondos públicos, pero "lo que sí quiero -ha dicho- es que esta revisión sea objetiva y que no haya un cuestionamiento genérico".

"Quiero que se me indique las referencias normativas concretas que supuestamente he incumplido", ha subrayado Vidal, quien ha pedido que se le valore por su profesionalidad y no por cuestiones políticas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión