Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

coronavirus

Sanidad estudia ya cómo acelerar la vacunación de los jóvenes tras la inmunidad de rebaño

España quiere empezar a inocular a principios de curso a 14 millones de estudiantes, adolescentes y niños, pero aún no tiene los ensayos completos.

Los estudiantes de Ciencias de la Salud se vacunaron contra la gripe en octubre y a partir de la próxima semana recibirán las primeras dosis contra la covid-19
Los estudiantes de Ciencias de la Salud se vacunaron contra la gripe en octubre y a partir de la próxima semana recibirán las primeras dosis contra la covid-19
Oliver Duch

Los expertos de la Ponencia de Vacunas y de la Comisión de Salud Pública han comenzado en las últimas dos semanas a intercambiar documentos e informes sobre el día siguiente de la ansiada inmunidad de rebaño, esa jornada que el Gobierno sitúa en algún momento de la segunda mitad de agosto y en la que el 70% de la población del país estará protegida contra el virus con la pauta total. Ese día -explican en Sanidad- todavía quedarán por vacunar los cerca de 14 millones de adultos jóvenes, adolescentes, niños y bebés de menos de seis meses (antes no se les computa) que hay en España por debajo de los 30 años, la edad de corte en la que se llegará a la inmunidad grupal.

Aunque para entonces el Sistema Nacional de Salud estará todavía más rodado y el suministro de vacunas parece que estará garantizado, los expertos de Salud Pública están anticipando ya varios problemas. El primero -explican desde la Ponencia- van a ser las prisas, ya que la Administración central pretende acelerar al máximo el ritmo a finales de verano y principios de otoño para conseguir que el mayor número de alumnos esté inmunizado en las universidades y, al menos, en los institutos en los primeros compases del curso 2021-2022. Un curso que Educación y comunidades aspiran a que sea básicamente presencial.

En Sanidad, no obstante, dan por descontando que será "prácticamente imposible" conseguir "altos grados de inmunización" (con la pauta completa) en la educación secundaria antes de comenzar el curso, pero están convencidos de que a lo largo del otoño se podrá conseguir la "protección completa" en ese segmento. Sobre todo, después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice este viernes, con toda probabilidad, el uso de la profilaxis de Pfizer para chavales entre los 12 y los 15 años.

El hecho de que Pfizer/BioNTech vaya a ser la primera marca en obtener el visto bueno de la EMA para los adolescentes -señalan desde la Ponencia- es una "garantía", puesto que el consorcio germano-estadounidense, tras los retrasos iniciales de suministro, se ha convertido en el socio más fiable de la Unión Europea.

De hecho, España, que ya ha recibido hasta la fecha casi 18 millones de dosis de este laboratorio, tiene prevista la llegada de otros 26 millones de inyectables antes de septiembre, al margen de los 94 millones de dosis que debería recibir a partir de diciembre fruto de los últimos acuerdos de la comisión. En Sanidad confían, incluso, en que parte de esta última remesa pueda adelantarse a otoño, con lo que podría destinarse a esos menores.

Y es que los planes de Sanidad -revelaron esta semana desde Salud Pública- son hacer un "uso masivo" de las vacunas de ARNmensajero (sobre todo Pfizer y en menor medida Moderna) para los menores de los 30 años, aunque ello suponga descartar el acelerón de usar de "manera intensiva" la monodosis de Janssen. No solo porque las otras dos profilaxis autorizadas por la EMA basadas de adenovirus (AstraZeneca y Janssen) han presentado problemas con los raros trombos en personas por debajo de los 45 años, sino porque los dos laboratorios de ARNmensajero son los que más avanzados tienen los ensayos en menores.

Moderna anunció esta semana que piensa unirse a Pfizer y que va a pedir el visto bueno a los reguladores europeo y norteamericano para inocular su fórmula a los menores de entre 12 y 17 años tras comprobar con los ensayos que su vacuna es efectiva en un 93% de los casos en ese grupo de edad.

Menores de once años

Pfizer, por su parte, comenzó en marzo su estudio clínico con la siguiente cohorte de edad, la de los niños de entre cinco y once años, aunque todavía no hay calendario para la presentación de resultados. El consorcio ya tiene previstos otros dos estudios más que aún no han comenzado para los grupos de dos a cinco años y para los bebés de seis meses a dos años.

En Sanidad siguen muy de cerca estos ensayos que pueden condicionar el calendario, pero también miran atentamente los dos estudios que están a punto de empezar en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid sobre vacunas en niños y adolescentes, con edades comprendidas entre 0 y 18 años. Los ensayos, desarrollados por la Unidad Pediátrica de Investigación y Ensayos Clínicos del Instituto de Investigación de este hospital, permitirán conocer la respuesta del sistema inmunitario de este grupo de población a las vacunas de Pfizer y Janssen, así como su "perfil de seguridad". Cada uno de los estudios incluirá a bebés, niños y adolescentes sanos y también pacientes con enfermedades crónicas controladas y estables.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión