Nacional
Suscríbete por 1€

infancia

Cerca de 9.000 menores saharauis se vuelven a quedar sin 'Vacaciones en Paz'

El ministro de Juventud y de Deporte de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Musa Salma, confirmó que por segundo año consecutivo la pandemia ha obligado a suspender el programa de acogida.

Los refugiados saharauis están realizando actividades deportivas y culturales en Zaragoza.
Los refugiados saharauis realizan actividades deportivas y culturales en Zaragoza, en una imagen de archivo.
José Antonio Fernández

Cerca de 9.000 niños saharauis no podrán este año tampoco disfrutar del programa 'Vacaciones en Paz', una iniciativa que desde hace años permite a los menores saharauis pasar las vacaciones estivales acogidos por familias en Europa, lejos de las inhóspitas condiciones de vida del desierto.

En declaraciones este sábado, el ministro de Juventud y de Deporte de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Musa Salma, confirmó que por segundo año consecutivo la pandemia ha obligado a suspender un programa que se realiza con éxito desde 1979.

"Hemos descartado que los niños y niñas saharauis viajen este verano ya que las fronteras continúan cerradas y la epidemia se sigue cobrando vidas. Las familias españolas, italianas y francesas tampoco podrán este año acoger a los miles de niños saharauis que salían en el marco de este programa“, lamentó.

Comenzamos en 1979, año en el que el primer grupo de un centenar de niños saharauis viajó a España y desde entonces se ha venido gestionando este programa que este año debería cumplir con edición número 42", agregó.

El pico de salidas se alcanzó en torno al año 2000, fecha en la que cerca de 10.000 menores saharauis pasaron el verano en España la mayor parte de ellos con familias en Andalucía y Canaria.

"Con las crisis y el largo conflicto el número ha disminuido vertiginosamente hasta quedarse en unos 4.000", detalló Musa, antes de resaltar el beneficio psicológico de un programa que "supone la única forma que tienen los menores saharauis que viven refugiados de alejarse por un tiempo de las crudas circunstancias del desierto.

Programa alternativo

Ante la situación, y ya desde el pasado año, la RASD -reconocida por decenas de países y varias organizaciones internacionales, trabaja en un programa alternativo que ofrece a los niños actividades deportivas, de ocio, lúdicas y culturales y cuenta con “la ayuda financiera del movimiento solidario internacional y de algunas ciudades hermanadas con el pueblo saharaui.

El pasado año “fue enriquecedor, productivo tanto para los niños como para sus familias y por ello lo repetiremos este año con mejoras", señaló.

Coordinado por 360 monitores, que se ocuparán de 9.000 menores, el programa incluye talleres de radio escolar, talleres sobre ahorro del agua y electricidad, talleres de medioambiente, y "encuentros entre familias de acogida de España, Francia e Italia y familias saharauis por vía telemática.

Asimismo ofrecerá programas de concienciación y sensibilización sobre enfermedades infecciosas como en este caso la pandemia de la covid-19 y las medidas preventivas para no contagiarse del virus, campañas de limpieza con los mayores para limpiar el desierto de basura”, agregó.

"Es una ocasión para traer un poco de alegría a los niños y que pasen unos ratos agradables tras meses de curso escolar. Esperemos que los viajes se puedan retomar en 2022", concluyó. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión