Nacional
Suscríbete

La madre de Heidi Paz señala al rey del cachopo entre lágrimas: "Sabía en mi corazón que le estaba haciendo daño"

Califica al acusado de la muerte de su hija de "posesivo" y ha contado episodios en los que lo notó violento.

Gloria Francis Bulnes a su llegada al juzgado
Gloria Francis Bulnes a su llegada al juzgado
Efe

 La madre de Heidi Paz, por cuyo asesinato se juzga a César Román, el rey del cachopo, ha asegurado ante el jurado que el acusado la maltrataba y que su pena es que su hija no se lo contara porque si hubiera sido así ella la habría ayudado.

La Audiencia Provincial de Madrid celebra este miércoles la tercera sesión del juicio a César Román, para que el que la Fiscalía pide 15 años y medio de cárcel por matar a Heidi Paz en agosto de 2018 y descuartizar el cuerpo, del que solo apareció el torso.

"Yo sabía en mi corazón que este hombre le estaba haciendo daño y ella no lo decía, porque era celoso. Yo sé que la maltrataba", ha dicho Gloria, la madre de Heidi que ha comparecido con una camiseta con la foto de su hija y ha roto a llorar al asegurar que le preguntó varias veces a Heidi qué le pasaba pero ella rehusaba contarle.

"Ella me negaba todo porque ella sabía que yo podía hacer algo por ella... esa es mi pena, si ella me hubiera dicho yo podría haber hecho algo, llamar a la Policía", ha dicho entre lágrimas. En este momento la sesión se ha parado unos minutos para que la mujer se calmase y bebiese agua.

Gloria ha relatado que su hija le contó en mayo de 2018 que estaba saliendo con su jefe del bar y que al conocerle no le gustó por cómo la trataba, primero porque le pidió su mano de rodillas cuando solo llevaban saliendo menos de un mes y se llevaban 20 años, y luego porque la "hostigaba".

También le extrañó que César Román le diera las gracias por haberle pagado a su hija un aumento de mamas ya que "se había enamorado de sus pechos".

La mujer ha asegurado que Heidi y César vivieron un mes en su casa, lo ha tildado de "posesivo" y ha contado varios episodios en los que se puso algo violento.

También, que su hija le contó que se había quedado embarazada pero que perdió al bebé porque se cayó, lo que Gloria no se creyó.

Ha asegurado que cuando pasaba varios días sin saber de Heidi, su tranquilidad era "que como estaba con él no le pasaba nada", y que cuando la Policía habló con ella tras hallar un cuerpo en una maleta no denunció la desaparición de su hija "porque para mi estaba con él y nunca la doy por desaparecida".

La madre de Heidi ha asegurado que su hija no pertenecía a ninguna banda de narcotraficantes, como dijo este martes el acusado, ni tenía problemas, y ha reconocido como de César la maleta grande en la que se encontró el torso que la investigación ha atribuido a la joven.

Ha relatado que a finales de julio vio y luego habló por última vez con su hija por WhatsApp. Después ya no le contestaba ni llamadas ni mensajes, por lo que llamó a César y le dejó mensajes, pero tampoco le respondió.

Al principio no denunció aunque sí atendió a la Policía, hasta que los agentes le dijeron que hacerlo podría "hacer que la hija apareciera antes".

Durante la declaración de Gloria, el acusado ha estado hablando y pasando notas constantemente a su letrada y ha gesticulado ampliamente. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión