Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

empleo

Las menores restricciones por la pandemia permiten crear 134.396 empleos en abril

El número de afiliados a la Seguridad Social se elevó hasta los 19.055.298, gracias principalmente al sector servicios que sumó casi 100.000 trabajadores más coincidiendo con la Semana Santa.

Un camarero limpia las últimas mesas para cerrar a las 20.00 en la plaza de López Allué de Huesca.
Un camarero limpia las últimas mesas antes de cerrar en la plaza de López Allué de Huesca.
Rafael Gobantes

La relajación de las medidas aplicadas para frenar la tercera ola de la pandemia en abril permitió la creación neta de 134.396 empleos, la reducción del paro en 39.012 personas y la salida de 105.345 trabajadores de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Así, el número de afiliados a la Seguridad Social se elevó hasta los 19.055.298, gracias principalmente al sector servicios que sumó casi 100.000 trabajadores más coincidiendo con la Semana Santa, según los datos proporcionados este miércoles por el ministerio.

Para el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, abril ha sido un mes "muy positivo para el empleo", que no obstante se ha visto aún lastrado por las actividades que aún tienen restricciones, mientras que las que no las tienen han tenido un comportamiento "extraordinariamente positivo, superior al de años anteriores".

Por su parte, el número de desempleados se redujo a los 3.910.628, gracias a que cerca de 100.000 personas dejaron las listas del paro en los meses de marzo y abril, un comportamiento que, según el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, "continuará en los próximos meses" en línea con una evolución positiva de la crisis sanitaria.

Los servicios tiran del empleo

Todos los sectores crearon empleo neto en abril, principalmente los servicios (99.404 trabajadores más), pero también la agricultura (13.483), la construcción (12.965) y la industria (8.544).

Por regímenes, el general aumentó en 118.121 ocupados, con las aportaciones del sistema especial agrario (12.050 afiliados) y del hogar (977).

Dentro del régimen general, los incrementos se concentraron en mayor medida en la hostelería, con 40.548 empleos más, aunque también en el comercio (11.218) y la construcción (10.734), mientras que solo tres perdieron afiliados: actividades financieras y de seguros, actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales y actividades sanitarias.

El régimen de autónomos sumó 15.431 cotizantes, hasta rozar los 3,3 millones.

Frente a abril del año pasado, cuando mayor impacto tuvo la pandemia sobre el mercado laboral, España ha recuperado 596.631 afiliados, mientras que el paro cuenta con 79.425 desempleados más y 2,75 millones de trabajadores han salido de un ERTE.

Bajan de nuevo los trabajadores en ERTE

La activación de trabajadores en ERTE dejó el número de personas protegidas por estos instrumentos en 638.238, de las que un 70 % lo estaban en una de las modalidades con exoneraciones a las cuotas a la Seguridad Social.

El Gobierno y los agentes sociales comienzan a negociar la prórroga del actual esquema de protección de los ERTE, que caduca el 31 de mayo, con distintos planteamientos sobre la mesa sobre si mantener el esquema de protección actual o incentivar más la incorporación de trabajadores.

Al detalle, 22.843 personas estaban en abril acogidas a un ERTE de impedimento, otras 170.902 a un ERTE de limitación y otras 253.518 a un ERTE de sectores ultraprotegidos y su cadena de valor.

"Los primeros han sido los que han registrado una mayor variación respecto al fin de marzo, casi un 60%, debido al levantamiento de algunas restricciones administrativas", destacan.

Fuera de estas modalidades, ya sin exoneraciones, había otras 191.020 personas en ERTE de fuerza mayor o ETOP al final de abril.

De vuelta a los datos de paro, el descenso se sustanció en todos los sectores, en especial en los servicios (32.192 desempleados menos), aunque se incrementó entre las personas que no habían trabajado con anterioridad (4.876 más).

En abril se firmaron 1,35 millones de contratos, 683.696 más que en abril de 2020, y, de ellos, el 12,1 % fueron indefinidos.

Desde los sindicatos, CC. OO. ve imprescindible cumplir con la "agenda social" que aborde la reforma laboral, de pensiones y la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), a lo que se suma UGT, quien pide también prorrogar el esquema de los ERTE reforzar el tejido productivo e impulsar las políticas activas de empleo.

También las patronales CEOE y Cepyme ven necesario ampliar la vigencia de los ERTE al menos hasta que concluya el calendario de vacunación. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión