Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Pablo Iglesias deja la política tras el fracaso de la izquierda en Madrid

Pone fin a su carrera política tras el "fracaso" de Unidas Podemos frente a Ayuso. El PP y Vox celebran su marcha, mientras la izquierda agradece su labor.

Pablo Iglesias durante su comparecencia tras los resultados electorales

El órdago que Pablo Iglesias lanzó el pasado 15 de marzo, cuando abandonó el Gobierno para disputar las elecciones madrileñas a Isabel Díaz Ayuso, era una apuesta arriesgada que al final le ha acabado costando su futuro político. Tras constatar que los 10 escaños conseguidos el 4-M (tres más que en 2019) eran insuficientes para cumplir el objetivo de frenar a la derecha y que su partido quedaba relegado al quinto puesto, el histórico secretario general de los morados anunció este martes por la noche que dejaba todos sus cargos. "Hemos fracasado", afirmó rotundamente tras otra noche electoral amarga.

Pese a que los morados mejoran sus resultados respecto a las anteriores autonómicas, Iglesias convocó de urgencia a la Ejecutiva del partido conforme el escrutinio confirmaba la victoria abrumadora del Partido Popular. "En esta campaña me he convertido en un chivo expiatorio. Creo que es evidente que a día de hoy no soy una figura política que pueda contribuir a mi partido", admitió con gesto muy serio.

Lo que si ha evitado, en cambio, la inesperada irrupción de Iglesias en la arena madrileña fue lo que podía haberse convertido en un varapalo mayor, más si se tiene en cuenta las implicaciones simbólicas que la región tiene para la formación, nacida en el barrio de Lavapiés al calor de un grupo de profesores de la Universidad Complutense. Las encuestas internas que por aquellos días manejaba el partido morado preveían que su representación en la Asamblea de Madrid estuviera en peligro al no superar el umbral del 5% de los votos necesario para obtener representación parlamentaria.

Iglesias basó su campaña en dos ejes principales: el choque frontal contra Ayuso y el veto a hacer fuego amigo contra PSOE y Más Madrid. Primero propuso a estos últimos una candidatura conjunta cuyo liderazgo dependiera de unas primarias organizadas entre los dos partidos, algo que fue rechazado tajantemente por su candidata, Mónica García. "Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio", recibió entonces por respuesta.

Después Iglesias planteó las elecciones como un plebiscito entre «fascismo o democracia». A esta estrategia se sumaron también PSOE y Más Madrid después de que la candidata de los de Santiago Abascal, Rocío Monasterio, dudara de la veracidad de las amenazas de muerte recibidas por el candidato de Unidas Podemos, lo que dio un giro total a la campaña a diez días vista.

Se buscaba alcanzar una gran participación. "Que hable la mayoría", rezaba su eslogan. Sin embargo, con un récord de presencia en los colegios electorales se ha acabado ya con el mito de que la movilización beneficia principalmente a la izquierda.

Futuro femenino

Ahora se abre un futuro incierto para el histórico líder. "Mi profesión es ser profesor universitario. Y me gustaría retomar mi experiencia con el periodismo crítico", desveló en la campaña electoral. Para la formación morada, las elecciones madrileñas también suponen un cambio de ciclo con la vista puesta en el relevo de Yolanda Díaz, señalada por Iglesias el mismo día en que este anunció su salida del Ejecutivo.

El relevo se producirá, a priori, en las próximas generales, donde se verá si el partido morado es capaz de revertir la dinámica negativa que afecta a la formación. "Pienso que Yolanda puede ser la próxima presidenta del Gobierno", defendió Iglesias.

Reacciones

Dirigentes del PP han celebrado la marcha del líder de Unidas Podemos, al tiempo que miembros del Gobierno de coalición y destacados políticos de izquierda le han agradecido su trabajo dentro del partido y del Ejecutivo.

Han sido el PP y Vox los primeros que han reaccionado en las redes sociales tras conocer su marcha.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha escrito en su cuenta de Twitter: "dos buenas noticias para España en un día. Iglesias ya es pasado en la política española. Mucho que celebrar".

Mientras la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a recordar a los militantes populares que celebraban su triunfo en Génova que "me debéis dos o tres".

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, también ha destacado en un tuit que Iglesias "No te vas, la democracia te echa" y ha dejado claro que es "porque sobra el odio, la confrontación y la pobreza".

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario de Vox en la Cámara Baja, Iván Espinosa de los Monteros, ha destacado en la misma red social que "Iglesias se marcha, Sánchez se hunde, Vox crece, sumamos con el PP y se despeja el centro derecha".

"Todo buenas noticias! #Gracias a todos!", ha puntualizado Espinosa de los Monteros tras alcanzar 13 escaños en la Asamblea de Madrid, uno más que en 2019.

Por otra parte, Iglesias ha recibido los elogios de su pareja y ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha puntualizado en un tuit que "No olvidamos quienes somos, de dónde venimos y por qué estamos aquí. Gracias @PabloIglesias. Seguimos".

Agradecimientos a los que se ha sumado también el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha escrito: "Tengo muchas dudas sobre muchas cosas, pero creo tener también algunas pocas certezas. Una de esas certezas es que España es hoy un país mejor gracias a @PabloIglesias".

"Amigo y compañero, gracias por tu trabajo y tu firmeza en el compromiso. Salud y República", ha puntualizado en Twitter Garzón, mientras la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destacaba tras la victoria del PP que se encontraba "tiste como millones de personas en todo el país". "Nuestro país no se va a parar. Seguimos construyendo mirando al futuro", ha añadido.

"Pablo Iglesias, respeto eterno", ha destacado el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, al tiempo que el compañero de IU de Iglesias, Carlos Sánchez Mato, le ha considerado como el "mejor líder político de todo el escenario".

El fundador de Podemos Juan Carlos Monedero disertaba en la misma red social al escribir: "Fernando VII ahorcó a Rafael de Riego, al Empecinado, fusiló a Torrijos. Uno queda en la historia como el felón, un traidor a su pueblo. Incluso al que le gritó “vivan las cadenas”. Los otros son hitos de la democracia en España. Nuestro aliento es largo. Gracias".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión