Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

coronavirus

Sanidad planea enviar a América Latina antes de que acabe el año dosis de Janssen y Astra Zeneca

España no podría seguir usando estas dos profilaxis en julio si no se bajan los límites de edad, como piden algunas autonomías.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, este lunes en Valencia.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
Jorge Gil/EP

En el Ministerio de Sanidad están convencidos de que España no va a tener ningún problema para cumplir la promesa que hizo Pedro Sánchez esta semana en la Cumbre Iberoamericana: entregar por lo menos 7,5 millones de vacunas a Latinoamérica en 2021. Es más, creen que España podría incluso llegar más allá y que puede hacerlo sin retrasar el ritmo de vacunación y sin poner en peligro la necesaria "reserva estratégica" de viales. Y es que, según los cálculos del departamento que dirige Carolina Darias, en algún momento de este mes de junio, si el suministro de los laboratorios (y muy en particular el de Pfizer) no falla, España tendrá ya inmunizados con la pauta completa a todos los mayores de 60 años. Una circunstancia que, en teoría, liberaría millones de inyectables de las dos fórmulas de adenovirus (Astra Zeneca y Janssen) que, si no se bajan los actuales límites de edad, impuestos por el temor a los trombos entre los más jóvenes, no podrían ser inoculados a personas que no tengan las seis décadas de vida.

De acuerdo con los últimos informes de Sanidad, antes del 1 de julio España habrá recibido solo de Pfizer 17 millones más de dosis, suficientes para inmunizar a 8,5 millones de personas. Pero en realidad las perspectivas no declaradas son mucho mayores, ya que el Gobierno espera nuevos adelantos de entregas de esta farmacéutica antes de verano tras el multimillonario acuerdo de compra de la UE, 1.800 millones de dosis adicionales entre 2021 y 2023 anunciados este pasado viernes.

Mayores de 60 años

Antes de que acabe junio, Janssen, el otro laboratorio puntal en la estrategia nacional de vacunación, debe haber entregado, por su parte, por lo menos 4,5 millones de inyectables más de su compuesto monodosis, que por ahora Sanidad ha ordenado inocular prioritariamente al grupo etario de 70 a 79. O sea, solo con estas dos marcas habría viales para inmunizar a 13 millones de habitantes mayores de 60 años cuando, en realidad, en España apenas hay 12 millones de personas que superen esa edad. Y la vacunación en nonagenarios y octagenarios está prácticamente concluida, la mitad de los septuagenarios ya han recibido el primer pinchazo y el 40% de los sexagenarios ya han tenido la primera inoculación.

Con esos números, Sanidad, que tiene en mente fiar su campaña en cuanto pueda prácticamente al 100% a las punteras vacunas de ARN mensajero (sobre todo, a Pfizer), planea poder enviar mucho antes de que acabe el año a Latinoamérica las primeras dosis de Astra Zeneca y, quizás de Janssen. En el Gobierno, donde insisten en que no se trata de desprenderse de las profilaxis que más reparos han causado entre la población, apuntan que la idea es que en los países receptores se usen con los mismos criterios etarios que se están usado ahora en España.

Las estimaciones más optimistas de Darias y su equipo superan incluso la promesa de los 7,5 millones de dosis de Sánchez, ya que apuntan a que podrían liberarse hasta el 10% de los inyectables que reciba este año España, que en solo los tres primeros trimestres ya tiene comprometida la entrega de 93.509.245 dosis de los cuatro laboratorios autorizados por la EMA.

Constante revisión

Pero en cualquier caso -apuntan fuentes de la Ponencia de Vacunas- las cifras y el calendario de entregas a terceros países van a depender siempre de las actualizaciones del plan de inmunización nacional, que está en constante revisión. De hecho, esta ponencia tiene sobre la mesa la petición de tres comunidades autónomas (Madrid, Galicia y Canarias) de poder administrar la profilaxis monodosis de Janssen por debajo de los 60 años una vez se acabe, tal y como fija el plan, con la franja "prioritaria" de 70 a 79 y, posteriormente, en la de 60 y 69.

Y es que, según los cálculos de Sanidad, para principios de julio, si Pfizer no falla, podrían quedar entre 2 y 3 millones de inyectables de Janssen y una cantidad indeterminada de Astra Zeneca, porque la multinacional británica no da previsiones fiables. Y para esas alturas todavía faltaría por inocular en dos meses (julio y agosto) a entre 21 y 22 millones de personas para llegar al objetivo del 70% de inmunizados (33 millones de ciudadanos) con las dos dosis a finales de agosto. Según las últimas estadísticas, quedarían aún alrededor de 6 millones de personas sin vacunar entre los 50 y 59 años por vacunar y cerca de 16 millones de 25 a 49 años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión