Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Destrozan a pedradas carteles electorales de Vox en el metro de Madrid

Cinco encapuchados rompieron las lunas que cubren la propaganda del partido en la madrugada del sábado.

Momento del acto vandálico subido a redes sociales
Momento del acto vandálico subido a redes sociales
Twitter

Un grupo de personas encapuchadas arrojaron piedras en la madrugada de este sábado  contra dos de carteles electorales de Vox colocados en el metro de Madrid, concretamente los situados en la estación de San Cristóbal de los Ángeles, en Villaverde, según informa el periódico El Mundo. En un vídeo colgado en redes sociales puede verse a cinco individuos lanzando piedras contra la luna que protege los carteles, en los que aparece Santiago Abascal y a Rocío Monasterio junto a la frase: "Protege Madrid, vota seguro, Vox", hasta hacerla saltar en pedazos. 

Este acto vandálico sucedió en medio de la escalada de tensión que ha rodeado la campaña electoral en Madrid este fin de semana tras el duro enfrentamiento entre el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la de Vox, Rocío Monasterio, en un debate celebrado en la Cadena SER. El líder de la formación morada pidió a Monasterio retractarse de sus dudas sobre las cartas con amenazas enviadas al propio Iglesias, al ministro Grande Marlaska y a la directora de la Guardia Civil. Ante el rechazo de la candidata de Vox a retractarse, Iglesias abandonó el debate, que después fue suspendido al retirarse también los candidatos del PSOE y Más Madrid.

Polémica con los menas

Además, el pasado jueves, el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid denegó la medida cautelar solicitada por la Fiscalía Provincial para la retirada del polémico cartel de Vox sobre los menores inmigrantes no acompañados, al estimar "que no se da ni peligro por la demora ni apariencia de buen derecho".

En concreto, la Fiscalía reclamaba la retirada del cartel donde se visualiza la imagen del rostro de una mujer mayor a la que llaman "abuela" y que cobra una pensión de 426 euros al mes. En contraposición, en el mismo cartel aparece la imagen de un menor extranjero "de piel oscura, con la cabeza tapada con la capucha de la prenda que viste y con la cara igualmente tapada por un pañuelo", cuyo mantenimiento, alojamiento y alimentación, suponen para las arcas públicas un desembolso de 4.700 euros al mes.

La solicitud rechazada por el juzgado no solo afectaba al cartel que se exhibe en la estación de la Puerta del Sol del Metro de Madrid, sino también "a todos los de idéntico contenido expuestos en cualquier otro espacio publicitario". El Ministerio Público considera que "se traslada no solo el supuesto importe económico que cuesta el mantenimiento de un mena, sino también una imagen prejuiciosa como persona extranjera, violenta y delincuencial".

La medida cautelar justificaba que "estos menores carecen de estructura familiar, social y económica". Eso les convierte en un colectivo "doblemente vulnerable", tanto por la edad como por el desarraigo, "lo que no solo exige una mayor protección por parte de todos las instituciones públicas, sino que les convierte en un grupo especialmente protegidos por la ley penal frente a ataques contra su dignidad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión