Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Sánchez no contempla reunir la Conferencia de Presidentes para abordar el fin de la alarma

Urkullu, Feijóo, Revilla o Moreno reclaman un encuentro ante la previsión de que expire el decreto de cogobernanza.

Pedro Sánchez este jueves en Angola
Pedro Sánchez este jueves en Angola
Reuters

El Ejecutivo no contempla, a día de hoy, celebrar una Conferencia de Presidentes para abordar la situación que se abrirá una vez que se levante el estado de alarma el próximo 9 de mayo. Varios jefes de gobiernos autonómicos han solicitado ya una reunión de ese órgano de coordinación política tras haberse visto sorprendidos el martes por la pretensión de Pedro Sánchez de no pedir al Congreso una prórroga del decreto de excepcionalidad vigente, pero fuentes de la Moncloa apuntan que su celebración no está en la agenda.

En muchas comunidades -las gobernadas por el PP, pero también Cataluña, el País Vasco y algunas socialistas- existe una obvia inquietud ante las consecuencias que podría tener verse privados de instrumentos clave de control, como los toques de queda o los cierres perimetrales de las autonomías, en plena cuarta ola de contagios. Sobre todo, después de que la vicepresidenta Carmen Calvo advirtiera el miércoles de que no hay intención de abordar reformas legales para ponerlos en sus manos por otra vía normativa.

A favor de celebrar una Conferencia de Presidentes se han pronunciado en los últimos días el lehendakari Iñigo Urkullu, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, el de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo o el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. La última tuvo lugar el 26 de octubre de 2020, un día después de que se aprobara el actual estado de alarma, que convirtió a los gobernantes autonómicos en autoridades delegadas con capacidad para modular las medidas restrictivas de derechos fundamentales planteadas por el Gobierno. Su objetivo, en todo caso, no fue tanto hablar de la pandemia como de los fondos de recuperación de la UE. De hecho, en la reunión participó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Antes de esa fecha, cuando aún no existía el paraguas jurídico que permitió articular un esquema de "cogobernanza" para la pandemia, las reuniones telemáticas de la Conferencia de Presidentes fueron muy habituales. En la primera ola, en la que Sánchez asumió un protagonismo absoluto con una fuerte exposición mediática, se llegaron a celebrar catorce encuentros telemáticos. Nadie pide ahora volver a esa frecuencia, pero sí se demanda al menos una cita para aclarar, en palabras de Núñez Feijóo, "cuál es el manual" a partir del 9 de mayo.

Decisión abierta

En la Moncloa matizan que el hecho de que ahora no estén pensando en una Conferencia de Presidentes no significa necesariamente que no acabe habiéndola. Ni siquiera está claro, de hecho, que finalmente no haya prórroga del estado de alarma si la presión de las comunidades a favor de mantenerlo es muy intensa, aunque en plena campaña para las elecciones del 4 de mayo en Madrid Sánchez desearía lanzar el mensaje de que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás.

De momento, ninguna comunidad defiende abiertamente mantenerlo. Lo que sí cuestionan muchos es que a un mes vista y con los contagios en ascenso, Sánchez ya asuma su fin. "No se puede hacer planes a largo plazo porque el virus es muy traidor", advirtió ayer la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra. El PP, muy crítico en su día con que se recurriera de nuevo a la excepcionalidad del artículo 116 de la Constitución, reprocha además que no se haya aprovechado este tiempo para generar una alternativa jurídica.

Las comunidades gobernadas por el PSOE, por otro lado, muestran públicamente menos inquietud. Exremadura defendió, como Calvo que leyes de Salud Pública, las ratificaciones judiciales y los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud pueden bastar para hacer frente a lo que quede de pandemia.

El jefe del Ejecutivo, que de un tiempo a esta parte se reserva el papel de portador de buenas nuevas, tendrá ocasión de tantear el ánimo para la solicitud de una prórroga el miércoles. Ese día está prevista su comparecencia ante el Congreso para cumplir con su compromiso de "dar cuenta de las gestiones del Ejecutivo en relación con la declaración del estado de alarma". Al mismo tiempo, sin embargo, informará sobre el plan de recuperación y resiliencia que el Consejo de Ministros aprobará el martes. El esquema le permitirá así diluir las críticas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión