Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Puigdemont insiste en el simbolismo secesionista y lanza un DNI catalán

El expresidente presiona a ERC con el Consejo para la República y presenta la identidad digital como una "estructura de Estado".

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont
EP

En pleno debate en Junts y en el independentismo sobre la efectividad de las iniciativas simbólicas, ya sean mociones parlamentarias a favor de la autodeterminación o 'performances' con consecuencias penales como las que protagonizó Quim Torra, el Consejo para la República, que dirige Carles Puigdemont desde Waterloo, ha lanzado un DNI catalán. Una especie de "identidad digital" en formato carné para hacer trámites que el "Estado no controlará", según la publicitan los secesionistas. Esos trámites son de uso privado, como poder darse de alta en algunos medios informativos de la línea nacionalista y ninguno es con la administración. "La República en tus manos", según lo presenta el expresidente de la Generalitat. Cuesta 12 euros y ya hay quien ha puesto el grito en el cielo pues podría tratarse de una iniciativa para recaudar fondos para el Consejo para la República, ahora que está en cuestión su continuidad y cuya reformulación se ha colado en las negociaciones entre ERC y Junts para la investidura de Pere Aragonès.

La tarjeta, roja y con un código QR, sirve, según la información facilitada por el propio Consejo para la República, para "ejercer derechos de la República, como puede ser votar y participar". Votar únicamente en la entidad privada impulsada por Carles Puigdemont para seguir pilotando el 'procés'.

Aviso a navegantes

Jaume Alonso-Cuevillas cuestionó la semana pasada lo que Gabriel Rufián ha calificado en alguna ocasión como el independentismo mágico de Junts. Puigdemont prometió la independencia en 18 meses, pero la proclamación de la república duró apenas ocho segundos. El expresidente insiste en esta vía simbólica a través del Consejo para la República, a pesar de que ni ERC ni la CUP están de acuerdo. El papel que este organismo extraoficial forma parte de la negociación entre ERC y Junts para la investidura. Puigdemont, en un aviso para navegantes, recuerda que no se puede dejar de contar con él, aunque no se esté de acuerdo con su estrategia.

El DNI catalán deja claro que no sirve para hacer trámites oficiales con la administración de la Generalitat porque ésta sigue siendo un organismo autonómico. "Estamos preparando estructuras de Estado", afirman. Se trata, aseguran, de un "documento clave de los Països Catalans". Está por ver cuánta gente acaba adquiriéndolo, toda vez que Puigdemont fracasó en su día en su campaña de captación de socios para el Consejo para la República. En un primer momento habló de que serían necesarios un millón de abonados (10 euros cada uno) para que el proyecto fuera viable y al final solo se han apuntado 93.300. "Entre todos construimos nuestra identidad, la de nuestro país", añaden. Y presentan el DNI como una forma de participar en la consecución de la independencia.

Mofa de Ciudadanos

La ANC, dirigentes de Junts, de Poble Lliure (CUP) o de Demòcrates saludaron este miércoles la campaña. En ERC mantuvieron un silencio significativo. En la oposición hicieron mofa. "Condiciones generales, las que yo te diga. La duración de la desconexión con el Estado no superará los ocho segundos. Sin obligación de permanencia. Nos apropiamos de tus datos personales sin permiso. Envía un sobre con 500 euros a mi mansión en Waterloo", ironizó el portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión