Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

política

Podemos señala a la ultraderecha por el ataque con un cóctel molotov a una sede de su partido

Echenique ha considerado el ataque, condenado por las distintas formaciones políticas, como "la consecuencia natural de normalizar los discursos de odio en el Parlamento.

Pablo Iglesias visita despensas solidarias en barrio de Vallecas

Podemos apunta a la "ultraderecha" como autora del ataque con cóctel molotov sufrido esta madrugada en su sede de Cartagena, según han denunciado su líder, Pablo Iglesias, dirigentes del partido, como Pablo Echenique, y varios ministros del Gobierno, como Irene Montero, Ione Belarra y Alberto Garzón.

El ataque ha sido recogido por las cámaras de seguridad de la sede y en las imágenes, tal y como se puede apreciar en un vídeo que han compartido en Twitter, aparecen los cristales con las pintadas "Hijos de puta" y "No al terrorismo de Estado", mientras una persona enciende un cóctel molotov y lo lanza contra el local provocando un pequeño incendio en la parte exterior.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado en un tuit que "el terrorismo callejero de los ultras no va a amedrentarnos". "Frente a los violentos y sus blanqueadores -ha dicho-, democracia, libertad de expresión y justicia social".

El portavoz del partido en el Congreso, Pablo Echenique, ha considerado el ataque como "la consecuencia natural de normalizar los discursos de odio en el Parlamento y en algunos medios de comunicación", una opinión en la que ha coincidido la número dos en la lista de Podemos a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Isa Serra, quien cree que estos hechos "no pueden quedar impunes".

Para la nueva ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, este ataque "sólo tiene un nombre", "es un atentado terrorista", y por ello advierte de que "normalizar y blanquear el fascismo, el odio al diferente en nuestro país es peligroso".

La ministra de Igualdad, Irene Montero, también ve "incomprensible cómo se les sigue blanqueando (a la extrema derecha) como 'manifestantes' mientras aumenta su ataque a la democracia".

Y desde el Gobierno, además, Alberto Garzón, de IU, ha incidido en que las prácticas fascistas contra Unidas Podemos "siguen extendiéndose mientras algunos partidos y medios de comunicación mantienen una clara posición de complicidad".

"¿Contra UP todo vale?", se ha preguntado el ministro de Consumo, que ha mantenido que "no son demócratas quienes alimentan a la extrema derecha y su violencia callejera".

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero también ha escrito sobre el tema: "ayer (el periodista) Jiménez Losantos señala a un candidato de @PODEMOS, llama asesino a un Secretario de Estado, nos llama delincuentes, y hoy terroristas atentan contra una sede de Podemos. Losantos tiene que ir delante del juez. Otra vez terrorismo de extrema derecha", afirma en Twitter.

Al parecer, la sede de Podemos en Cartagena ha sido atacada seis veces, según comenta en la red social esta delegación y su coordinador autonómico, Javier Sánchez Serna. Y en esta ocasión han echado gasolina con la intención de prenderle fuego.

El ataque ha sido condenado por los partidos políticos y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a quien las imágenes le "llenan de preocupación". "Los violentos -ha estimado- no tienen sitio en democracia. Es necesario preservar la política como espacio de diálogo y convivencia".

Desde el PSOE, su vicesecretaria y portavoz del grupo en el Congreso, Adriana Lastra ha asegurado que "la violencia y el odio no tienen espacio en democracia", y ha mostrado todo su apoyo y solidaridad a Podemos.

El PP también ha condenado la "violencia venga de donde venga". Su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, ha mostrado su "rotunda condena" y se ha mostrado convencida de que "la violencia no tiene cabida en nuestra democracia, en las sociedades libres".

El PP también en Twitter ha considerado que "no son tolerables, en una democracia, que se produzcan ataques a sedes de partidos políticos", un mensaje al que incorpora las declaraciones realizadas hoy por el alcalde de Madrid, José Luis Martinez Alméida.

Lo ha condenado, aunque ha recordado que Podemos no siempre ha condenado los que ha sufrido el PP.

La líder de Ciudadanos, Ines Arrimadas, también ha mostrado su más firme condena siempre por la violencia, "sin matices ni excusas, venga de donde venga" y ha advertido de que "los discursos al final incendian la moral de mucha gente, por lo que ha hecho un llamamiento a la concordia.

La secretaria general de Cs, Marina Bravo, también ha considerado que "las expresiones violentas nunca son justificables ni una forma de manifestar discrepancias".

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha mandado "toda la solidaridad" tras este suceso y ha hecho hincapié en que no se debe dar "ni un milímetro, ni un respiro a los nazis".

Desde ERC, Gabriel Rufián también ha condenado este ataque -asegura- "ultra". "Y ponerle un PERO a esto no es informar, es colaborar", mantiene. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión