Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Iglesias participa este martes en su último Consejo de Ministros y abre una nueva etapa en Unidas Podemos

El hasta ahora vicepresidente se volcará en la campaña electoral ante los comicios en Madrid.

Pablo Iglesias, este miércoles en el Congreso de los Diputados.
Pablo Iglesias,
EFE

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, participará este martes en su último Consejo de Ministros antes de dejar el Gobierno para centrarse como candidato de Unidas Podemos a las elecciones madrileñas del 4 de mayo, lo que a su vez abre una nueva etapa en este espacio político bajo el liderazgo de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el seno de la coalición y el ascenso de Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales.

Fue el propio Iglesias quien aludió, al anunciar su candidatura a Madrid, a que debía dejar paso a nuevos liderazgos en Unidas Podemos, proponiendo a la propia Díaz como futura candidata a los próximos comicios generales al decir que podría ser "la primera presidenta del Gobierno", dado que es un referente para los sectores de izquierda del país.

Y es que su relevo era un asunto que se llevaba planteando desde hace meses con discreción por parte de un grupo reducido de dirigentes del espacio político, pero el adelanto electoral en Madrid y la decisión de poner a su principal activo político para impulsar las expectativas de Unidas Podemos y desbancar a la presidenta popular, Isabel Díaz Ayuso, activó esta opción.

De esta forma, Díaz eleva su papel en el Ejecutivo al rango de vicepresidenta tercera y será la máxima interlocutora con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que venía desempeñando Iglesias. Destaca su apuesta por el diálogo social aunque también tiene fama de negociadora firme.

Pero además de la ministra de Trabajo, el líder de la formación morada ha destacado también en esos nuevos liderazgos a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y su relevo al frente del Ministerio de Derechos Sociales y aún secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra. También ha mencionado al ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, al que se barajó también como candidato a los comicios madrileños. La convicción de Iglesias es que ambos pueden llevar a Unidos Podemos más lejos de lo que ha hecho él.

De hecho, en la formación morada subrayan que ambas dirigentes ya tienen un papel destacado en las negociaciones con el PSOE en el seno de la coalición, pues protagonizan los contactos más frecuentes con el socio mayoritario a la hora de desplegar medidas que implican a ambas partes. Una tarea que desempeña también en el plano más económico y presupuestario el secretario de Derechos Sociales y dirigente de Podemos, Nacho Álvarez. 

A nivel parlamentario, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, dialoga habitualmente con su homóloga Adriana Lastra y los grupos que componen el bloque de investidura. Además, el diputado y miembro de la dirección de IU, Enrique Santiago, será el nuevo secretario de Estado para la Agenda 2030.

Está considerado un dirigente muy próximo tanto a Iglesias como a Yolanda Díaz, con interlocución destacada tanto con ambos como con otros miembros del Ejecutivo.

En el plano interno, Unidas Podemos está volcado en la campaña electoral madrileña, y será tras los comicios cuando se trate con mimo el encaje de Díaz, que no tiene cargos orgánicos dentro de la confluencia pero sí forma parte de la mesa confederal, foro de dirección que agrupa a Podemos, IU y En Comú Podem. A corto plazo, Iglesias seguirá como secretario general de Podemos en una especie de bicefalia, aunque en la formación morada rehuyen de esa denominación que se suele aplicar al PNV, pues la sintonía con Díaz es completa. 

Por otro lado, Iglesias saldrá del Gobierno sin poder encarrilar algunas normativas clave como la Ley de Vivienda o la Ley Trans, que han generado tensiones con el PSOE, dado que la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid le obliga a dejar el Ejecutivo antes de que se registren las listas, cuyo plazo termina este miércoles.

En su etapa en el Ejecutivo ha destacado el papel de Unidas Podemos como 'garante' del acuerdo de coalición, algo que no está asegurado con gobiernos monocolor, y el contribuir a consolidar un bloque de investidura que se plasmó con los actuales Presupuestos Generales del Estado.

También ha apelado a naturalizar las diferencias en el seno de la coalición, al reiterar en diversas ocasiones que PSOE y Unidas Podemos representan intereses distintos. De todas formas, su interlocución con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, era fluida y ambos, como ha relatado el aún vicepresidente, mantenían una relación cordial.

La prórroga para impedir desahucios durante el estado de alarma y la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, han sido algunos de los aspectos que ha demandado Podemos y ha logrado. De este último caso, van a pelear más mejoras a las introducidas en los Presupuestos.

Durante un acto el pasado sábado enfatizó varias conquistas de Unidas Podemos, como limitar la publicidad de las casas de apuestas, revertir "recortes" en Dependencia que infringió el PP con el plan de choque desplegado por su departamento.

A su vez, destacó el despliegue de 7.000 millones de euros en ayudas directas a pymes y autónomos, que fue también "difícil" dado que la propuesta inicial era de 2.000 millones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión