Despliega el menú
Nacional

El Rey recibe al aragonés Omella tras un año al frente de la Conferencia Episcopal

El encuentro entre el monarca y el arzobispo aragonés tuvo que retrasarse a causa de la pandemia.

Felipe VI junto a Juan José Omella
Felipe VI junto a Juan José Omella
Efe

Felipe VI ha mantenido este lunes un encuentro con el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Barcelona, el aragonés Juan José Omella, con motivo de su elección al frente de la jerarquía católica española hace casi un año, aunque entonces no pudo recibirlo debido a la pandemia.

Omella reemplazó a Ricardo Blázquez como presidente de la CEE el pasado 3 de marzo para un mandato de cuatro años y lo habitual es que el rey reciba al nuevo responsable de la cúpula eclesiástica a las pocas semanas en el Palacio de la Zarzuela, pero se tuvo que aplazar tras estallar la crisis sanitaria.

El monarca conversó por teléfono con el arzobispo de Barcelona en junio para transmitirle su reconocimiento por la labor de la Iglesia católica en favor de las personas más necesitadas durante pandemia y el pésame por los sacerdotes fallecidos a causa de la covid-19.

Protegidos con mascarilla, Felipe VI le ha recibido en el Salón de Audiencias y, a continuación, se han reunido en su despacho para comentar sobre distintos asuntos vinculados con la actividad de la Conferencia Episcopal.

El encuentro del rey con Omella tiene lugar después de que el Gobierno remitiera al Congreso la pasada semana un listado con 34.961 inmuebles inmatriculados de la Iglesia entre 1998 y 2015 que abre la vía a posibles reclamaciones sobre la titularidad de muchos de ellos.

La Iglesia registró a su nombre edificios, apartamentos o fincas con tan solo una certificación eclesiástica en virtud de la Ley Hipotecaria que se aprobó en el Gobierno de José María Aznar.

Aunque ni la casa real ni la CEE han informado de los asuntos tratados, es previsible que hayan intercambiado impresiones sobre el relevo del arzobispo castrense, Juan del Río, quien falleció el pasado 28 de enero a causa de la covid-19 después de haber estado en el cargo desde 2008.

El nombramiento de su sustituto es competencia del Vaticano, que lo decide a partir de una terna de nombres presentada por la Nunciatura en España.

No obstante, se suele tener en cuenta la opinión de la Jefatura del Estado y del Ministerio de Asuntos Exteriores por la particularidad del cargo, puesto que el arzobispo castrense es también el capellán de la casa real.

Omella se pronunció este domingo, en las redes sociales sobre las protestas violentas y los saqueos en Barcelona y otras ciudades de los últimos días tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

El cardenal aseguró que "la injusticia social provoca violencia" y que para lograr la paz era "necesario asegurar el bien común de todos los ciudadanos", si bien precisaba que "las ideas se defienden con palabras, nunca con violencia".

Esta tarde ha puesto otro tuit abundando en que el "el problema creciente de la desigualdad" ha de abordarse "entre todos, nunca con protestas violentas". 

Etiquetas
    Comentarios