Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Conservacionistas ven irresponsables las comunidades que no protegen al lobo

Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia, que alojan el 95% de los ejemplares, han mostrado su oposición a la prohibición de la caza de este animal.

Lobo ibérico.
Lobo ibérico.
EP

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) ha calificado de "irresponsables" a las comunidades contrarias a que el lobo ibérico forme parte del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) y les ha acusado de ir "en contra del bien común".

"Las comunidades autónomas que se han opuesto a esa adhesión son unas irresponsables que han votado en contra de lo que dice la ciencia y los dictámenes de los científicos, la ética, la biología y de la ciudadanía que demanda un modelo de conservación distinto que compatibilice las actividades económicas con la presencia del lobo y no al revés", ha manifestado en una entrevista con EFE Jorge Echegaray, miembro de la Junta Directiva de Ascel.

Se refería así a la amenaza que han hecho las comunidades de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia, que alojan el 95% del Lobo Ibérico en suelo español, de acudir a los tribunales si el Gobierno de España aprueba la inclusión de este cánido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), lo que prohibiría su caza.

Prohibición de la caza

La resolución fue adoptada el jueves pasado en el seno de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (CEPNB) a instancias de una petición administrativa presentada por Ascel, que según Echegaray, "no ha surgido de la noche a la mañana sino que ha superado unos tramites administrativos y jurídicos previos" hasta llegar a eta situación.

Lo que se aprobó el jueves, ha dicho, "es un paso necesario pero, a nuestro juicio, aún insuficiente" para conseguir el objetivo final de que el BOE publique la inclusión del lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas y que este animal quede a salvo definitivamente de la caza o de cualquier clase de control.

Echegaray ha recordado que la protección actual del lobo se circunscribe a las poblaciones situadas al sur el rio Duero, pero el objetivo final de Ascel y de los defensores de este animal es que esté a salvo en toda España y acabar así, dicen, "con los 30 años de desfase" que lleva nuestro país en este asunto respecto al resto de Europa.

"Despropósito"

En su opinión, "el despropósito de las comunidades autónomas que solo saben cazar lobos ha conducido al escenario actual" y fue lo que llevó en 2019 a esta asociación a elevar una propuesta formal "porque -asegura- nos ampara la ley y el lobo reúne todos los requisitos" para su inclusión en el listado de especies protegidas.

"Es sorprendente que los responsables de Medioambiente a los que pagamos todos los españoles con dinero público para conservar, preservar y restaurar la biodiversidad, hayan votado en contra de la conservación del lobo, que es uno de los motores para los ecosistemas de todo el mundo", ha indicado Echegaray.

Ha acusado al Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) de haber cedido en la última década la gestión del lobo ibérico a las autonomías "que solo saben matar lobos" y ha asegurado que "múltiples trabajos científicos" ponen de manifiesto la importancia de este animal para el modelo de gestión ambiental de España, "porque favorece la presencia de grandes depredadores y da coherencia a la Red Natura 2000".

Recuerda además que en ocasiones "se han matado lobos sólo para contentar a ciertos sectores económicos" con el beneplácito de algunas comunidades "que han ignorando que el conocimiento científico advierte de que matar lobos no reduce la incidencia de este animal sobre el ganado, ni la caza ilegal, ni mejora la percepción social de la especie".

"El lobo es un animal social. Cuando se desestructura una organización social aumenta el volumen de daños sobre la ganadería" afirma el directivo de Ascel, y añade que el efecto de esta especie sobre el ganado es "ridículo" y que en términos económicos "supone menos de 500 metros de construcción del AVE en España, afecta a menos del 1% de la cabaña ganadera en extensivo y a menos del 0,03% de la renta agraria española".

"La mayoría de los ganaderos no tiene problema de manejo con los lobos, pero existe una minoría y sobre esa hay que actuar" asevera Echegaray y concluye: "Matar lobos no produce ningún beneficio y eso lo saben las administraciones que se han dedicado todos estos años a contentar a ciertos sectores". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión