Despliega el menú
Nacional

NACIONAL

Las familias de las dos jóvenes rociadas con ácido se personan en el caso

Una de las dos víctimas se encuentra ingresada en la UCI en estado grave; la otra se mantiene estable.

José Arcadio D.N., alias el Melillero, custodiado por la Guardia Civil
José Arcadio D.N., alias el Melillero, custodiado por la Guardia Civil
Efe

Los representantes legales de las dos familias de Cristina y Sandra, las dos jóvenes rociadas con ácido en Cártama (Málaga) supuestamente por parte del exnovio de una de ellas, ya se han personado en la causa que se instruye en el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 3 de Málaga.

Así lo han informado las familias en un comunicado, en el que han agradecido los ofrecimientos recibidos de algunas instituciones públicas para sumarse a la causa ante los tribunales, "pero realizarán su acusación particular en solitario de manera independiente".

Asimismo, han querido expresar públicamente su "más sincero agradecimiento a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que intervinieron en su día posibilitando la detención del presunto autor de los hechos", conocido como 'El melillero', que se encuentra en prisión provisional.

Este agradecimiento lo han hecho extensivo también "a todos aquellos que les han hecho llegar sus respectivas muestras de afecto" a las familias "y muy especialmente a todos los profesionales sanitarios que las vienen atendiendo con suma dedicación desde su ingreso hospitalario".

Una de las jóvenes, la expareja del principal sospechoso, está muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Tras ser valorada en la Unidad de Grandes Quemados, el porcentaje de quemaduras es del 45 por ciento.

La otra víctima, ingresada en la Unidad de Quemados del Hospital Regional Universitario de Málaga, fue intervenida por el servicio de Cirugía Plástica para limpiar la zona y continúa estable, dentro de la gravedad, con un 20 por ciento de superficie quemada en la cara y en las piernas.

Igualmente, las familias han pedido que, "en estos difíciles momentos en los que la prioridad es la pronta recuperación de Sandra y Cristina", se respete al máximo su privacidad. "Las familias se reservan el derecho de exigir responsabilidades legales a quienes se puedan considerar que, de manera ilegítima, con sus manifestaciones o actuaciones, puedan invadir dicha esfera en cualesquiera de sus expresiones", han dicho.

Los hechos tuvieron lugar poco después de las 14.00 horas del martes 12 de enero. Al parecer las chicas de unos 26 años estaban en el interior de un vehículo cuando se les acercó otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les roció con un bote con ácido.

La investigación de la Guardia Civil permitió el arresto del principal sospechoso de la agresión, tras varios días de búsqueda, y de seis personas más como presuntos colaboradores. De estos investigados por cómplices, para tres se decretó igualmente el ingreso en prisión provisional, uno de ellos con fianza.

Etiquetas
Comentarios