Despliega el menú
Nacional

aragón

La arbitrariedad en las tasas de basuras: de unos 150 euros a no facturarlas

El importe en las tres capitales aragonesas se sitúa por debajo de la media nacional, de 90 euros/año.

Basura en Valdespartera
Basura en Valdespartera
Grupo Medioambiental del Distrito Sur

Los consumidores han denunciado las grandes diferencias de precio que existen en las tasas de basura, ya que mientras en Barcelona, San Sebastián, Jerez (Cádiz) y Gerona superan los 150 euros para un hogar medio, en Madrid, Málaga, Valladolid, Badajoz y Las Palmas de Gran Canaria no se facturan de forma expresa.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio comparativo en 56 grandes ciudades sobre el precio de la recogida y gestión de basuras, y ha constatado grandes diferencias que no están justificadas por una mayor satisfacción con el servicio.

Para una vivienda de 95 metros cuadrados, un valor catastral de 79.000 euros y un consumo anual de agua de 175 metros cúbicos situada en una calle de la categoría fiscal más habitual en cada ciudad, las tasas superan los 150 euros en las ciudades antes mencionadas, mientras que no llegan a los 30 euros en Alicante y Soria.

En otras, incluso, no se facturan de forma expresa, probablemente porque se incluyan en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

El importe medio de estas tasas es de 90 euros al año.

Zaragoza, Huesca y Teruel

La tasa en las tres capitales aragonesas se sitúa por debajo de esta media nacional y es Teruel la que la tiene más barata en esta comunidad, con 51 euros, seguido de Zaragoza con 58 y Huesca con 67 euros.

La organización critica la "arbitrariedad" que se aplica ya que mientras que algunas urbes como Teruel y Huesca es un importe fijo, en otras se calcula por el tamaño de la casa, su valor catastral o el consumo de agua (Zaragoza), pero ninguna contempla un sistema con una relación directa entre un mayor uso del servicio y un mayor coste.

La OCU critica además la arbitrariedad en el cálculo del importe de esta tasa: mientras que la mitad de las ciudades establecen un importe fijo independientemente del tipo de hogar, otras lo definen a partir del tamaño de la vivienda, de su valor catastral, la categoría fiscal de la calle o el consumo de agua.

Sin embargo, ninguna contempla un sistema con una relación directa entre un mayor uso del servicio y un mayor coste.

Además, las buenas prácticas medioambientales, como el uso de puntos limpios o el compostaje, solo tienen recompensa en cinco ciudades: Barcelona, San Sebastián, Gerona, Lérida y La Coruña.

Por ello, la organización recomienda a los consumidores que consulten posibles reducciones de estas tasas porque en muchas ciudades hay bonificaciones para hogares con bajos ingresos, pensionistas, desempleados, discapacitados o familias numerosas. 

Etiquetas
Comentarios