Despliega el menú
Nacional

La ONT revisa sus protocolos tras el primer trasplante de corazón 'prohibido' por covid

Un hospital de Murcia acaba de realizar la intervención que ha devuelto la vida a una mujer de 45 años gracias a un donante con PCR positiva.

Imagen de archivo de un quirófano.
Imagen de archivo de un quirófano.
peoplecreations

La vida siempre gana. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) revisará en los próximos días los protocolos relativos a la donación de órganos procedentes de pacientes con una PCR positiva en covid-19. Así lo han decidido los responsables de la organización tras haber autorizado de forma excepcional al Hospital Virgen de La Arrixaca, en Murcia, por primera vez en España, a realizar el primer trasplante del corazón de un donante que había superado el coronavirus, aunque seguía presentando una PCR positiva. Algo que, hasta ahora, estaba "prohibido" por los protocolos del Ministerio, recuerda el coordinador médico de trasplantes de La Arrixaca, Mario Royo-Villanova.

Fue precisamente este facultativo -solo uno de los integrantes del nutrido equipo de médicos que ha participado en la pionera intervención- quien insistió durante horas a la ONT a finales de diciembre para sortear el estricto protocolo y aprovechar el corazón de un donante "joven y compatible, que ya había superado la enfermedad e incluso tenía anticuerpos".

Porque "el beneficio de la operación era mucho mayor que el riesgo de contagio", explica el médico. Los médicos y también la ONT primaron el riesgo extremo que corría la vida de Esther Mondéjar, la paciente de 45 años, vecina de la localidad murciana de Molina de Segura, que terminó recibiendo ese órgano fuerte y sano, y que ahora ha abierto la puerta a salvar más vidas a pesar de la pandemia. El corazón "ha encajado perfectamente", según relata ella misma desde la habitación del hospital donde continúa dando pasos firmes hacia su recuperación.

Todas las pruebas practicadas para atajar un posible contagio han dado negativo y la paciente sonríe como nunca, lo que confirma la convicción inicial del equipo médico de La Arrixaca. La misma de Esther Mondéjar solo piensa en "vivir, vivir y vivir".

Etiquetas
Comentarios