Despliega el menú
Nacional

POLÍTICA

Illa impuso restricciones a Madrid con una incidencia acumulada menor que la actual en España

Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana tienen datos peores que la gobernada por Ayuso el 30 de septiembre, cuando Sanidad forzó las medidas.

Illa se reúne con el consejero madrileño de Sanidad por la covid-19
Illa se reunió con el consejero madrileño de Sanidad por la covid-19 en septiembre
Jose Maria Cuadrado Jimenez

El 30 de septiembre, Salvador Illa dijo basta. Sin perder las formas, el ministro de Sanidad tomó aquel día una de las decisiones más polémicas de toda la pandemia: impuso a la Comunidad de Madrid una serie de restricciones que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no había querido tomar voluntariamente, tras jornadas en las que ambas administraciones jugaron al ratón y al gato.

«Cuando uno va al médico, espera que le digan la verdad», «la situación en Madrid es compleja y preocupante» y «la salud es lo primero para el Gobierno de España» son algunas de las frases que dijo entonces Illa para defender la aplicación de estas nuevas medidas contra la voluntad del Gobierno regional. Cuando hizo estas declaraciones, el último día de septiembre, Madrid tenía una incidencia acumulada de 735 casos por cada 100.000 habitantes, el 41,7% de sus UCI estaba ocupada por pacientes covid y la positividad de sus test se elevaba al 19,9%.

En el Consejo Interterritorial del pasado miércoles, el mismo ministro que tiró de decreto para forzar aquellas medidas se negó a escuchar el ruego de quince comunidades autónomas, que le pidieron poder adelantar el toque de queda desde las 22.00 a las 20.00, entre otras medidas para afrontar la tercera ola.

Y resulta sorprendente la rotundidad de la decisión de Illa, que hacía saltar por los aires la 'cogobernanza' que tanto había cuidado desde el inicio de la pandemia, si se observa que algunos de los indicadores nacionales actuales son peores que los de Madrid el 30 de septiembre, cuando la situación en esta comunidad era dramática, y todos son peores que los nacionales de hace cuatro meses. El más relevante, la incidencia acumulada: en el conjunto de España se elevaba el viernes a 828,57 casos, casi 100 más que Madrid el 30 de septiembre y unos 550 por encima del dato nacional del 30 de septiembre (284).

Pero, además, dos comunidades (Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha) están ahora peor que Madrid cuando fue forzada a aumentar las restricciones y otras, aunque algún valor todavía no empeore los madrileños de septiembre, se encuentran en situaciones dramáticas: seis tienen una incidencia acumulada superior a 1.150 casos (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia y La Rioja); seis tienen las UCI con más del 40% de pacientes covid (Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y La Rioja) y siete tienen la tasa de positividad por encima del 20%.

Etiquetas
Comentarios