Despliega el menú
Nacional

Una mujer tiene que convivir con el cadáver de su marido durante 11 horas en su casa aislada por la nieve

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado domingo, según indica el diario ABC. El hombre, de 73 años de edad y que era un paciente oncológico, murió en su casa por causas naturales.

Nieve en el centro de Madrid
Nieve en el centro de Madrid
Rodrigo Jiménez

Una mujer se ha visto forzada a convivir con el cadáver de su marido durante unas once horas debido a que su casa estaba aislada por el temporal de nieve y hielo que ha dejado la borrasca Filomena. Ni los servicios de emergencia ni los funerarios pudieron acceder durante esas horas al domicilio, en la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado domingo, según indica el diario ABC. El hombre, de 73 años de edad y que era un paciente oncológico, murió en su casa por causas naturales.

En esos momentos, la localidad estaba totalmente aislada debido al temporal, con las vías de acceso cortadas por la nieve. Así que ni los servicios funerarios ni los equipos de emergencia pudieron llegar hasta la vivienda.

Y eso que la mujer y otros familiares llamaron insistentemente a estos servicios. “Llamaron hasta en 12 ocasiones a los médicos", han explicado algunos testigos al diario. "Nadie podía llegar, ni siquiera a certificar la defunción en algún tipo de vehículo más grande que pudiera pasar por la nieve”.

Y es que, según explican, los coches funerarios son generalmente bajos, lo que dificulta su circulación en condiciones extremas.

Abrir las ventanas y apagar  la calefacción

La única recomendación que pudieron hacer a la mujer fue que tomara medidas para conservar el cuerpo. “Lo único que les dijeron fue que abriesen las ventanas y apagasen la calefacción”, explicaron las mismas fuentes.

Finalmente, el domingo hacia las 15.00 de este domingo, un médico del centro de salud local pudio acercarse hasta la vivienda para certificar la muerte.

Etiquetas
Comentarios