Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

tribunales

Un juez anula una tarjeta de pago aplazado porque la letra era ilegible

El demandante suscribió una tarjeta Citi Oro con Citibank, mediante la cual dispuso, durante 16 años, de 75.269,49 euros.

El Tribunal Supremo ratifica una sentencia de un juzgado zaragozano y declara nulas las cláusulas de las tarjetas 'revolving'.
Una cartera con varias tarjetas.
Pixabay

El juzgado de primera instancia nº 72 de Madrid ha anulado una tarjeta de pago aplazado o "revolving" tras reconocer que las cláusulas estaban redactadas en un tamaño de letras inferior a 1,5 milímetros, "tan reducido que resulta prácticamente imposible" conocer su contenido.

El demandante suscribió una tarjeta Citi Oro con Citibank, mediante la cual dispuso, durante 16 años, de 75.269,49 euros, por los que abonó a la entidad 115.142,06; ahora, el juzgado insta al banco a devolverle 48.816.

Las condiciones del préstamo, incluidas en el anverso del contrato, eran un tipo nominal anual del 24 % y una tasa anual equivalente (TAE) del 26,82 %.

Pero dichas condiciones, sostiene el juzgado madrileño, estaban expuestas en un "tamaño tan reducido de letra que dificulta en extremo su lectura y comprensión, y resulta prácticamente imposible extraer de dicho clausulado el interés aplicado".

El tamaño de la letra, prosigue la sentencia, era inferior al mínimo de 1,5 milímetros.

De ahí que el demandante no tuviera "oportunidad real de conocer la carga económica de las condiciones declaradas nulas, dada la ilegibilidad del condicionado y de la falta de prueba de información previa".

Desde 'Reclama Por Mi', plataforma de abogados especializada en créditos aplazados que presentó la demanda, destacan que el fallo pone también énfasis en el carácter usurario del interés aplicado, muy superior al interés medio de los créditos al consumo en la fecha de contratación. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión