Despliega el menú
Nacional

nacional

El Gobierno prorroga el SMI de 950 euros hasta que haya acuerdo en el diálogo social

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se refiere a la "dramática situación" de las empresas españolas.

Pedro Sánchez este martes en el palacio de la Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado a entender que el salario mínimo (SMI) no subirá en 2021 dada la "dramática situación" de las empresas españolas, que no están en condiciones de hacer ese desembolso adicional cuando el Ejecutivo está destinando recursos públicos a sostenerlas.

"Cuando me pregunta por qué sí a los funcionarios y a los pensionistas y por qué no en el sector privado, es porque en el sector privado quien hace ese desembolso y ese esfuerzo es precisamente ese empresario al que le estamos aliviando porque necesita ese alivio (...) para poder sobrevivir", ha zanjado el presidente cuando le han preguntado por qué el SMI no se sube un 0,9%, como las pensiones y el sueldo de los empleados públicos.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes, a petición del Ministerio de Trabajo, la prórroga del real decreto por el que el se estableció una subida del 5,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2020, hasta los 950 euros mensuales por catorce pagas, con el fin de dar más margen a la negociación del diálogo social para acordar cuál debe ser la evolución del SMI el próximo año.

Según ha informado el Ministerio de Trabajo y Economía Social en un comunicado, con la prórroga aprobada hoy se garantiza la seguridad jurídica y se da continuidad a la función del salario mínimo como garantía salarial para las personas trabajadoras, que gracias a esta extensión continuarán protegidas.

Viabilidad

No parece que ese acuerdo vaya a ser posible cuando el presidente del Gobierno ha defendido los argumentos de los empresarios, contrarios a volver a subir el salario mínimo en un momento en que muchas empresas se están jugando su propia viabilidad.

Los sindicatosCC. OO. y UGT llevan días denunciando las declaraciones de algunos miembros del Gobierno en este sentido, ya que creen que otorgan a la CEOE la prerrogativa de vetar una eventual subida del SMI, y esa ha sido una de las razones por la que se están planteando iniciar movilizaciones en febrero.

Sánchez ha señalado en la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del año que lo prioritario ahora, además de salvar vidas, es salvar empresas, empleos, reincorporar a los trabajadores que aún están en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y devolver al mercado de trabajo a aquellos en situación de desempleo.

También se protege a los trabajadores que estaban pendientes de este SMI y que podrían haberse quedad en un limbo legal a partir del 31 de diciembre si no se hubiese aprobado esta prórroga.

El mes de febrero de este año fue cuando el Consejo de Ministros aprobó el real decreto por el que el se establecía una subida del 5,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020, hasta los 950 euros mensuales por catorce pagas con efectos retroactivos desde el 1 de enero. Esta subida fue fruto del acuerdo.

Trabajo ha dejado claro que la prórroga tiene carácter temporal y que supone una prórroga del vigente SMI hasta que se apruebe el Real Decreto que lo fije para 2021, una vez se acuerde en el marco del diálogo social.

"Con la prórroga, también se garantiza la participación de los agentes sociales para fijar el SMI en un contexto social y económico de especial dificultad y de caminar en la senda de crecimiento de su cuantía en cumplimiento de los compromisos asumidos en el marco del programa de Gobierno, y en el ámbito europeo e internacional", indica el departamento que encabeza Yolanda Díaz. 

Sin embargo, ha reafirmado su compromiso de acabar la legislatura con un salario mínimo que suponga el 60% del salario medio, tal y como establece la Carta Social Europea.

En este sentido, ha reivindicado que desde 2018 se ha subido un 29%, pasando de 735,9 euros brutos mensuales a 950 euros, algo que ha sido posible, ha dicho, gracias también al esfuerzo de los empresarios. "Ningún país ha abordado una subida tan intensa en dos años, además en un escenario de baja inflación", ha afirmado.

Asimismo, ha incidido en que el SMI ya supone el 42% del salario medio de España, una proporción que en Alemania solo es punto mayor (43%) y en Portugal, dos (44 %).

Etiquetas
Comentarios