Despliega el menú
Nacional

Sanidad roza los 50.000 fallecidos oficiales por covid, pero ignora la causa de otras 20.000 muertes

El INE, el Informe Momo o la Universidad Politécnica de Madrid desmienten las cifras del Ministerio y elevan a 70.000 los fallecimientos por el virus.

Incineración de un fallecido por coronavirus en el crematorio de Torrero.
Incineración de un fallecido por coronavirus en el crematorio de Torrero.
Gervasio Sánchez

El número oficial de muertos en España por covid-19 está a punto de alcanzar otra terrible barrera, la de los 50.000 fallecimientos. Con los casos que notificó este miércoles el Ministerio de Sanidad, los decesos se elevan a 49.698, y cuando el departamento de Salvador Illa deje de ofrecer datos en Nochebuena, Navidad y el fin de semana, se superarán previsiblemente los 50.000, ya que en los últimos días se registran una media de 200 fallecimientos por jornada. La dimensión de la tragedia se entiende mejor si se cae en la cuenta de que ciudades como Huesca, Segovia, Villarreal o Ibiza tienen alrededor de 50.000 habitantes.

Según los informes de Sanidad, que han sufrido varios ajustes parciales, en la primera ola del virus, entre marzo y mayo, se produjeron aproximadamente 27.127 fallecimientos y en la segunda, desde el verano hasta la ahora, ya se han computado casi 23.000.

Pero las cifras oficiales que ofrece Sanidad muestran solo una parte del número total de muertos por covid-19. El Ministerio contabiliza únicamente los fallecidos a los que se les ha realizado una prueba de coronaviruscon resultado positivo o que han sido sometidos a una autopsia. Pero, sobre todo durante la primera ola, la falta de test impidió conocer la verdadera causa de muchas muertes que mostraban síntomas compatibles con la covid-19. En varias ocasiones, Sanidad ha depurado sus estadísticas, pero sigue sin incluir a los aproximadamente 20.000 fallecidos por SARS-CoV-2 que no dieron positivo en ningún test porque no había test.

Diferentes organismos y universidades públicas han tratado de clarificar la oscura estadística del Ministerio. El primero que lo hizo, y que aun con algún cambio metodológico lo ha seguido haciendo regularmente durante toda la pandemia, ha sido el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria, conocido como Informe MoMo. Lo elabora el Instituto Carlos III (dependiente del Ministerio de Ciencia) y contabiliza con datos de los registros civiles el número total de decesos por cualquier causa. En el último informe, del 21 de diciembre, el exceso de mortalidad (más muertes de las esperadas) desde marzo hasta diciembre se eleva a 71.063 fallecimientos.

Pero el golpe de gracia a los datos oficiales de Sanidad lo ha dado el Instituto Nacional de Estadística (INE), que el 10 de diciembre publicó el informe 'Defunciones según la causa de la muerte', con datos solo de enero a mayo. Ahí se incluyeron los fallecidos por covid-19 por virus identificado y por covid-19 'sospechosos', es decir, los que tenían una PCR y los que tenían síntomas compatibles con la enfermedad respiratoria, pero sin prueba. El resultado, 18.557 muertos más que los contabilizados por Sanidad, hasta concluir que los fallecidos de marzo a mayo por covid fueron 45.684. Si a ellos se les suma los 23.000 oficiales de la segunda ola (al Ministerio aún se le escapa algún caso), el global se eleva a casi 69.000.

Además, el INE desmonta uno de los argumentos que el director de Emergencias, Fernando Simón, ha esgrimido para defender los datos del Ministerio. Simón ha asegurado que el exceso de fallecidos podría deberse a otras causas (llegó a hablar de "un accidente enorme"). El INE mostró que de enfermedades isquémicas del corazón, cerebrovasculares o de demencia, por ejemplo, en 2020 fallecieron menos personas que en 2019. No hay, por tanto, ninguna causa que explique un exceso de mortalidad de 20.000 personas.

"Y si existiera y aún no la hubiéramos encontrado, estaríamos ante un gran fracaso del Sistema Nacional de Salud. Pero no se va a encontrar porque no la hay", insiste el profesor de Ingeniería de la Universidad Politécnica de Madrid Rafael Cascón, que ha elaborado detallados informes, combinando el estudio nacional de seroprevalencia, el Informe Momo y la investigación del INE, que concluyen que la práctica totalidad de los 20.000 muertos que Sanidad no contabiliza fallecieron por covid.

Etiquetas
Comentarios