Despliega el menú
Nacional

Illa pide "precaución" a la población: "Vamos mejorando, pero estamos mal"

El ministro ha pedido prudencia, porque, si bien las medidas restrictivas están dando resultado, se acercan "fechas delicadas", ya que en diciembre se suele dar "un incremento importante de la movilidad".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, participa en un acto organizado por el Cercle d'Economia, en Barcelona.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, participa en un acto organizado por el Cercle d'Economia, en Barcelona.
Alejandro García/EFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido este viernes a los españoles actuar con "precaución", puesto que, aunque los indicadores epidemiológicos son mejores que hace unas semanas, la situación sigue siendo "muy preocupante": "Vamos mejorando, pero estamos mal", ha resuelto.

Illa ha participado esta tarde en la presentación de las conclusiones de la comisión de Ciencias de la Salud del Círculo de Economía de Barcelona, entidad con sede en Barcelona presidida por Javier Faus, presente en el acto.

El ministro ha pedido prudencia, porque, si bien las medidas restrictivas están dando resultado, se acercan "fechas delicadas", ya que en diciembre se suele dar "un incremento importante de la movilidad".

Ha advertido asimismo de que "el entorno es muy inestable", en referencia a la situación en otros países europeos, por lo que Españadebe seguir alerta.

También ha destacado que ya se vislumbra "la luz al final del túnel", un "horizonte" de esperanza que ha situado en mayo, cuando ya se debería contar con un suficiente "número de personas vacunadas que permitan pasar a un estadio muy distinto al que tenemos en estos momentos".

Illa ha defendido que el "marco institucional ha funcionado de forma razonablemente correcta" durante estos últimos meses, lo cual no significa que no haya cosas a mejorar. "Hay que hacer ajustes, sí, pero no cambiarlo", ha sostenido el ministro.

También ha subrayado que "España tiene una buena tradición de vacunación", con lo que el sistema será capaz de suministrar las vacunas que sean necesarias.

Y ha aplaudido que la Comisión Europea centralice las compras de vacunas -cuatro contratos ya cerrados, tres más en vía de negociación-, las cuales se distribuirán de forma equitativa garantizando su "seguridad y eficacia".

Asimismo, ha defendido el papel desempeñado por la Organización Mundial de la Salud, organismo que es "absolutamente indispensable" para luchar contra el virus, y ha apuntado que la pandemia ha obligado a actuar con una "solidaridad forzada".

En este sentido, ha animado a "revisar el componente individualista de Occidente", a su juicio a veces excesivo.

Entre las lecciones que nos dejan estos meses, ha señalado que sin duda hay que "reforzar el ámbito sanitario", pero, en especial, su rama de salud pública; es decir, hay que "prevenir más".

Etiquetas
Comentarios