Despliega el menú
Nacional

nacional

Alertan que el confinamiento ha aumentado los abusos infantiles familiares

El confinamiento por la pandemia ha hecho aumentar con seguridad los abusos sexuales a menores en el seno familiar, ámbito en el que se perpetran el 70 % de los casos.

Un niño viendo la televisión
Un niño viendo la televisión
Pixabay

 El confinamiento por la pandemia ha hecho aumentar con seguridad los abusos sexuales a menores en el seno familiar, ámbito en el que se perpetran el 70 % de los casos, según la Fundación Vicki Bernadet, que este jueves ha lanzado una campaña para visibilizar este problema coincidiendo con el Día Mundial de la Prevención contra el Abuso Sexual Infantil.

Vicki Bernadet, fundadora de esta fundación dedicada a luchar contra el abuso infantil y a ayudar a las víctimas, ha reclamado "más atención a una infancia que durante el confinamiento ha podido sufrir más abusos, más periódicos y recurrentes y con riesgo de que en algunos casos hayan sido más graves".

Los expertos estiman que entre el 80 y el 85 % de las agresiones sexuales se cometen en el entorno de confianza del niño o niña y entre el 65 o 70 %, dentro de la familia.

En colaboración con Ogilvy Barcelona, la fundación ha lanzado una campaña de sensibilización basada en un anuncio de primeros planos de niños y niñas que ilustran la cifra que una de cada cinco menores es víctima de abuso sexual antes de cumplir 17 años, unos datos que, según Bernadet, "son otra epidemia".

La fundación, que ha digitalizado sus terapias para poder atender en línea a víctimas de toda España sin necesidad de desplazarse, ha advertido de que no será fácil establecer cifras concretas sobre el aumento de casos de abusos sexuales infantiles durante el estado de alarma y los posteriores confinamientos.

"Estamos hablando de víctimas menores de edad que no suelen ser las que piden ayuda; son los adultos de su entorno los que mayormente lanzan el grito de socorro. Inexistente, obviamente, si esos mismos adultos son los abusadores", advierte.

Según Bernadet, "tardaremos tiempo en tener una radiografía exacta de los casos perpetrados durante el confinamiento, entre otras cosas porque las denuncias de violencia sexual en la infancia a menudo las pone la víctima cuando ya es adulta".

La fundadora de la fundación reprocha que "el abuso sexual infantil no está en la agenda política ni social. Ni antes, ni durante la pandemia".

"En Gran Bretaña, por ejemplo, sí se ha puesto el foco en los menores. El Servicio de Infancia del Gobierno Británico ha alertado de que el número de niños y niñas que han sufrido lesiones graves de todo tipo durante el confinamiento se ha incrementado una quinta parte respecto al año anterior", ha afirmado Bernadet.

"El aislamiento social -ha añadido- provoca más contacto entre niños y sus padres y madres, que a menudo han perdido el trabajo y se han visto abocados a una gran inestabilidad económica e incertidumbre, con lo que la infancia vive con mayor tensión y, por tanto, mayor riesgo de violencia".

Según la Fundación Vicki Bernadet, "ninguna institución pública se ha preocupado de hacer intervenciones en los casos ya existentes para ver si durante el confinamiento estos niños estaban sufriendo abusos; nadie ha pensado que un niño no tiene acceso a hacer una llamada de teléfono o a conectarse al ordenador para pedir ayuda, ni se han planteado nuevas formas de ayuda".

Bernadet, que fue víctima de abusos sexuales de los 9 a los 17 años, también ha alertado de que han aumentado los casos de abuso sexual infantil en Internet y el consumo digital de material de explotación sexual infantil.

Por todo ello, cree imprescindible una labor de concienciación social: "Se tiene que poner énfasis en comunicar el problema y sensibilizar a los ciudadanos de la necesidad de denunciar ante cualquier sospecha de agresión sexual a un menor", dice.

Con un anuncio televisivo y una cuña radiofónica, la fundación ha lanzado este jueves una campaña de concienciación con motivo del Día Mundial de la Prevención contra el Abuso Sexual Infantil para dar visibilidad a la problemática.

El anuncio enseña primerísimos planos de niños y una locución que culmina con la pregunta: "¿Qué más necesitas saber para ayudarnos?".

"Con esta campaña buscamos que sea el espectador el que conjeture y se pregunte quién de los 5 protagonistas puede ser el abusado y que él mismo se dé cuenta de que da igual el quién, lo grave es el qué", ha explicado el director creativo de la campaña, Enrique Almodóvar, de Ogilvy Barcelona.

El objetivo es fomentar las donaciones y recaudar fondos para la fundación, que desde 1997 trabaja en atender a las víctimas de agresiones sexuales, prevenir los casos, formar equipos educativos, a monitores y a familias para detectarlos y sensibilizar a la sociedad.

Por otra parte, desde el primer confinamiento de marzo la Fundación Vicki Bernadet ha trabajado sin presupuesto para dar continuidad a los recursos que ya estaban en marcha y garantizar la ayuda que prestaba a víctimas.

Durante el periodo de alarma, recibió 122 nuevas demandas de ayuda, de las cuales surgieron 40 nuevas acogidas de primera visita, 30 nuevos casos de terapia y 11 asesorías jurídicas.

La fundación ha abierto una ventana digital para ofrecer sus terapias no solo en Barcelona y Zaragoza, donde dispone de sedes físicas, sino también cualquier otro lugar de España, Sudamérica y el resto del mundo. 

Etiquetas
Comentarios