Despliega el menú
Nacional

Catorce detenidos y treinta heridos en los incidentes de Barcelona tras la protesta por el toque de queda

Un grupo minoritario, que la policía catalana vincula al entorno de la extrema derecha, protagonizó la pasada noche graves incidentes en la capital catalana al término de una manifestación celebrada en la plaza Sant Jaume contra las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia de la covid-19.

Un joven coloca una barricada en una calle de Barcelona.
Un joven coloca una barricada en una calle de Barcelona.
Thiago Prudêncio/EP

Catorce personas han sido detenidas, dos de ellas menores de edad, y treinta personas han resultado heridas -20 agentes de los Mossos d'Esquadra, 3 guardias urbanos y siete ciudadanos- en los violentos incidentes que se registraron el viernes por la noche en el centro de Barcelona.

Un grupo minoritario, que la policía catalana vincula al entorno de la extrema derecha, protagonizó incidentes en la capital catalana al término de una manifestación celebrada en la plaza Sant Jaume contra las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia de la covid-19.

En declaraciones a RAC1 y Catalunya Ràdio, el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, ha elevado a 14 la cifra de los detenidos en los incidentes, de los cuales dos son menores de edad.

Además, 23 agentes -20 de los Mossos y 3 de la Guardia Urbana- resultaron heridos, todos ellos de carácter leve, mientras que siete ciudadanos también sufrieron lesiones, de los cuales tres fueron atendidos por los servicios sanitarios en el lugar de los hechos, y otros cuatro tuvieron que ser derivados a centros médicos.

En el transcurso de estos altercados fueron saqueadas dos tiendas del centro de la ciudad, una cincuentena de contenedores ardieron y varias furgonetas de los Mossos quedaron afectadas, algunas muy dañadas, ha concretado Ferrer.

El director general de la Policía ha vinculado estos incidentes a grupos del entorno de la extrema derecha, que aprovechan el "malestar social" por las restricciones para "desestabilizar" con unos "niveles de violencia elevadísimos": "Esto no lo vamos a tolerar", ha advertido.

Ferrer ha querido, además, diferenciar a los ciudadanos que, antes de los incidentes, legítimamente se manifestaron de forma pacífica para defender sus derechos de estos grupos violentos.

El director general de los Mossos ha explicado que había filtros en la plaza Sant Jaume, donde ya detectaron en la manifestación previa que algunas personas portaban material como bengalas o petardos de gran potencia, pero ha admitido que no se esperaba "este nivel de violencia".

Etiquetas
Comentarios