Despliega el menú
Nacional

La Princesa cumple 15 años con la pandemia de fondo y la Corona atacada

La heredera al Trono, que va dando cada vez más pasos en su preparación, celebrará su día en familia.

La Princesa, durante su intervención en la gala de premios que lleva su nombre.

España tendrá a partir de este sábado, 31 de octubre, una princesa de Asturias quinceañera, edad que la aboca a una creciente actividad institucional condicionada temporalmente por la pandemia y en una tesitura desconocida hasta ahora por la Corona al ser diana de críticas que proceden incluso del Gobierno de coalición.

Doña Leonor cumple 15 años y no hay prevista ninguna celebración oficial, aunque seguro que soplará las velas de la tarta en la intimidad de palacio. La agenda oficial de sus padres está libre de actos así que todo hace suponer que improvisarán un plan familiar debido a las restricciones sanitarias.

Hace dos semanas, la Princesa dio por segunda vez en su vida entregara en Oviedo los premios que llevan su título, un escenario en el que sus palabras, sus gestos e incluso su vestuario (por vez primera con zapatos de tacón), denotaron que dejó atrás la niñez y avanza en el aprendizaje del papel que está llamada a desempeñar.

En ese camino, el año transcurrido desde su último aniversario ha supuesto un curso acelerado sobre las dificultades a las que se enfrentan tanto el país como la propia institución monárquica.

Su vida ha sufrido en ese periodo algunos cambios idénticos a la de la mayoría de adolescentes, que, a consecuencia del coronavirus, han visto cómo tenían que recluirse en casa, modificar hábitos y seguir sus clases por videoconferencia.

Omnipresente pandemia

Junto con su hermana, en pleno confinamiento, se sumó a la ola de solidaridad ante el momento que vivía España y, en un vídeo difundido por Zarzuela, recordó el sufrimiento de quienes habían perdido a algún familiar a causa de la enfermedad y agradeció su labor a todos los que estaban ayudando en la lucha contra ella.

"Todos sois importantes", dijo entonces la princesa en la que fue su segunda presencia pública del año tras acompañar a sus padres el 3 de febrero a la sesión de apertura solemne de las Cortes.

Casi todas las demás han estado ligadas a la pandemia o ha hecho referencia a ella en sus intervenciones.

Así, de luto, participó junto al Rey, doña Letizia y la infanta Sofía en un minuto de silencio en Zarzuela por las víctimas de la covid-19, asistió al acto central de homenaje a todas ellas en el Palacio Real, y en su discurso en la entrega de los Premios Princesa de Asturias llamó a la responsabilidad de los jóvenes ante el coronavirus.

En varios de esos actos y en otros como la celebración de la Fiesta Nacional el pasado 12 de octubre, doña Leonor ha coincidido con representantes de Unidas Podemos que, ya como miembros del Gobierno, han seguido vertiendo críticas contra la monarquía.

Ataques a la Corona

La edad de la princesa le hace ser ya plenamente consciente de lo que representa, de lo que supone la institución y de los ataques que sufre por parte de algunas formaciones políticas y colectivos de diverso signo.

Y también puede entender ya el alcance de una situación como la que ha llevado a su abuelo, el rey Juan Carlos, a abandonar España ante una coyuntura que ha servido para alimentar los argumentos de quienes desean acabar con la monarquía.

Frente a ello, doña Leonor se prepara para su papel como heredera de la Corona, ese que la Reina no dudó en recordar cuando este verano, en Baleares y en la primera visita de la princesa a un centro de inclusión social, una joven le preguntó que quería ser de mayor.

"Lo que tiene que, no lo que quiere ser", recordó doña Letizia apelando al devenir sin sobresaltos de la historia.

Incógnitas

Sus 15 años atisban ya un incremento paulatino de su presencia institucional y acercan la respuesta a interrogantes como si tendrá formación militar, de qué tipo, qué estudios realizará, si cursará alguno en el extranjero...

Aunque hasta ahora cursa sus estudios en el madrileño colegio de Santa María de los Rosales, tras el bachillerato podría estudiar algún curso fuera de nuestro país, siguiendo los pasos educativos de su padre. No sería la primera estancia de la Princesa en el extranjero, que ya ha pasado un par de veranos en campamentos en Estados Unidos. Allí ha complementado una formación lingüística más que amplia: es bilingüe en inglés, habla con fluidez francés, recibe clases de árabe y chino, y está familiarizada con todas las lenguas oficiales del estado.

También cuándo representará por vez primera a España en algún evento internacional, un estreno que su padre protagonizó en Cartagena de Indias cuando tenía los mismos años que ahora cumple la Princesa.

Desconocemos todavía quiénes forman parte de su pandilla de amigos. Al igual que ocurrió con el Rey, llegará un momento en que la veremos salir y viajar junto a sus amistades, que hasta ahora se han mantenido en el más absoluto anonimato. Hace unos meses una revista argentina aseguró que la princesa Leonor habría encontrado su primer amor en un compañero de colegio de familia adinerada. Algo que desde el entorno de palacio se desmintió al igual que sabemos que a diferencia de muchos jóvenes de su edad, los videojuegos no la han enganchado. 

De momento, doña Leonor, cada vez más desenvuelta en sus apariciones en público pero aún sin abandonar la timidez, continúa con su preparación.

Hasta su mayoría de edad seguirán despejándose incógnitas sobre su futuro, y cuando el 31 de octubre de 2023 cumpla 18 años, deberá jurar ante el Congreso, como hizo su padre, fidelidad a la Constitución.

Ese día, si se apura la actual legislatura, España estará a las puertas de unas elecciones generales. Y si el Gobierno se mantiene sin cambios, la Princesa verá en el banco azul a algunos de quienes desean que ella nunca llegue a reinar.

Etiquetas
Comentarios