Despliega el menú
Nacional

Altercados en el centro de Barcelona tras una manifestación negacionista

Ha habido, al menos, siete personas detenidas. Una cincuentena de manifestantes causaron incidentes tras una concentración de 1.500 personas en la plaza Sant Jaume.

Un joven con una moto pasa junto a una barricada ardiendo en Barcelona
Un joven con una moto pasa junto a una barricada ardiendo en Barcelona
NACHO DOCE

La plaza de Sant Jaume y sus alrededores han sido escenario este viernes por la noche de enfrentamientos protagonizados por grupos de personas que, tras una manifestación negacionista de la COVID-19, han quemado mobiliario urbano y han lanzado bengalas y vallas a los Mossos, en unos incidentes en los que una persona ha resultado herida y siete han sido detenidas.

La policía catalana había realizado registros a las personas que querían acceder a la plaza Sant Jaume, en previsión de posibles incidentes.

Posteriormente, los Mossos pidieron a los ciudadanos a través de las redes sociales que no se acercaran a la plaza Sant Jaume y a la zona de la catedral de Barcelona a causa de los "graves" incidentes protagonizados por grupos de personas que lanzan piedras y queman mobiliario urbano.

Los altercados han comenzado tras una manifestación convocada a través de las redes sociales contra las medidas aprobadas para poner freno a la pandemia de la COVID-19.

Unas 500 personas, según los Mossos d'Esquadra, se han reunido en la plaza para expresar su rechazo al toque de queda y a las medidas acordadas tanto por el Gobierno como por la Generalitat, que incluyen el confinamiento perimetral de Cataluña durante quince días y, además, de los municipios durante los fines de semana.

Al acabar la manifestación, grupos de personas, muchas de ellas encapuchadas y con el rostro oculto, han comenzado a lanzar bengalas y otros elementos pirotécnicos, así como vallas y multitud de objetos contundentes contra los Mossos, que han comenzado a dispersarles a golpe de porra.

Los enfrentamientos han ido en aumento y una persona ha resultado herida de una pedrada en la cabeza, según fuentes policiales.

Los violentos se han dispersado por las calles adyacentes, entre ellas la Via Laietana, donde han comenzado a quemar mobiliario urbano y hacer de nuevo lanzamientos masivos de objetos contra la policía.

En la plaza Urquinaona, la quema de contenedores y otros objetos ha provocado la caída de las luces navideñas que se habían comenzado a instalar en los últimos días.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a siete personas durante los incidentes, algunas de ellas después de haberse negado activamente a ser identificadas, por lo que han sido arrestadas por atentado a agentes de la autoridad.

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha señalado en un tuit respecto a los incidentes: "Ningún espacio ni concesión a los que buscan la desestabilización practicando la violencia extrema en un momento tan crítico en la lucha contra la covid-19".

Y advierte a continuación que "los Mossos investigarán y perseguirán a los que hoy han practicado la violencia extrema en Via Laietana y calles adyacentes"

Antes de comenzar los altercados, la concentración era pacífica y algunas personas portaban pancartas en las que se pedía la dimisión del Gobierno y del Govern.

En otras pancartas se podía leer: "España 2009 - 150.000 muertos gripe. 2020 - 35.000 covid. No más mentiras", "2019 España - 131 muertos por obesidad. 2020 - 35.000 covid. Libertad". 

Etiquetas
Comentarios