Despliega el menú
Nacional

Confusión entre consejeros del Gobierno catalán sobre la obligatoriedad del teletrabajo

"Es obligatorio para todas las empresas teletrabajar cuando es posible. No obligamos si no se puede. No en las fábricas, pero sí en los ámbitos en los que se puede. Y si no, hay que justificarlo", ha dicho.

Budó pone en duda reparto de mascarillas del Gobierno en transporte público
Budó pone en duda reparto de mascarillas del Gobierno en transporte público

Las declaraciones contradictorias de varios consejeros del Gobierno datalán, como son el de Trabajo, Chakir el Homrani; Empresa, Ramon Tremosa; y Presidencia, Meritxell Budó, han creado confusión sobre si el teletrabajo es obligatorio o solo una recomendación en estos momentos de azote especial del coronavirus en Cataluña.

Chakir el Homrani ha defendido este martes la obligatoriedad del teletrabajo en las empresas y puestos de trabajo en los que es factible y ha apuntado que, en caso de incumplimiento, las empresas se arriesgan a recibir sanciones.

Trabajo asegura que es obligatorio

En declaraciones a RAC1, el conseller ha subrayado que la supuesta obligatoriedad se introdujo ya hace diez días en la misma resolución del departamento de Salud en la que se acordaba el cierre de bares y restaurantes, pero que ahora se ha decidido "reforzar" este mensaje desde el ámbito laboral al comprobar que ha bajado muy poco la movilidad asociada al trabajo.

"Es obligatorio para todas las empresas teletrabajar cuando es posible. No obligamos si no se puede. No en las fábricas, pero sí en los ámbitos en los que se puede. Y si no, hay que justificarlo", ha dicho.

El Homrani ha admitido que la Generalitat no tiene competencias en el ámbito laboral, pero que sí puede introducir la obligatoriedad del teletrabajo en el marco de sus competencias en salud.

Por el contrario, la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha asegurado esta mañana, en declaraciones a Catalunya Ràdio, que el decreto de estado de alarma decretado el pasado domingo por el Gobierno no permite hacerlo obligatorio en Cataluña.

"La obligatoriedad no se puede cumplir con este estado de alarma. No nos da cobertura jurídica", ha dicho.

En la misma línea, el conseller de Empresa, Ramon Tremosa, se ha limitado a asegurar, también en declaraciones a Catalunya Ràdio, que el teletrabajo "es muy recomendable", ya que ayuda a reducir la movilidad de los trabajadores.

"Sólo cuando por el tipo de actividad el trabajo presencial es imprescindible se permite la movilidad"

El Consejo de Relaciones Laborales, reunido a última hora de este lunes, aprobó una declaración que asegura que "las empresas están obligadas a limitar la movilidad de las personas trabajadoras adoptando sistemas de trabajo a distancia y teletrabajo así como reuniones telemáticas, de acuerdo con las medidas sanitarias decretadas por la autoridad sanitaria".

"Sólo cuando por el tipo de actividad el trabajo presencial es imprescindible se permite la movilidad", continúa la declaración, que ha hecho pública el departamento de Trabajo.

En la rueda de prensa de valoración de los datos de la EPA, el secretario general de Trabajo, Josep Ginesta, ha insistido en que la Generalitat puede obligar a las empresas a promover el teletrabajo en el marco de sus competencias sobre salud pública para limitar los contagios y ha recordado que existe un régimen sancionado que es aplicable también en estos casos.

Sin embargo, Ginesta ha puesto el acento en la voluntad del Govern de extender el teletrabajo el máximo posible utilizando los mecanismos de concertación y el diálogo con las empresas.

"La Generalitat no tiene competencias para elaborar una norma laboral pero sí para aprobar una resolución (la del 16 de octubre sobre el cierre de la restauración) que dice que la empresa debe adoptar medidas para minimizar y limitar el riesgo de contagios. Tiene el deber de promover el teletrabajo", ha destacado.

El secretario general de Trabajo ha señalado así que el teletrabajo deber ser prioritario y que pueden adoptarse otras medidas, de tipo organizativo, cuando sea imposible teletrabajar por la naturaleza del empleo o "por la falta de medios".

"Todos somos comprensivos. Cuando no sea posible, se pueden adoptar medidas de flexibilidad en las entradas y salidas, la adopcion de turnos o de conciliación para limitar al máximo los contagios", ha dicho.

Preguntado por las voces aparentemente discordantes desde el Govern sobre este debate, ha afirmado que "todo el mundo tiene razón".

En todo caso y tras la reunión del Govern, la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha desautorizado al conseller de Trabajo y ha resuelto, tras una mañana de declaraciones contradictorias en el ejecutivo catalán, que apostar por el teletrabajo "no es una norma laboral ni una obligatoriedad laboral, pero sí un deber de las empresas".

En la habitual rueda de prensa tras la reunión semanal del Consell Executiu, Budó ha querido poner fin a la polémica y ha asegurado que la Generalitat "en estos momentos no dispone de la posibilidad de regular este ámbito en el marco de los centros de trabajo privados, porque no dispone de las competencias para ello".

Ha pedido así al Ejecutivo central que traspase las competencias sobre la materia para que el Govern pueda decretar que el teletrabajo sea obligatorio siempre que sea posible.

A pesar de ello, Budó ha indicado que el Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat) ya instó el pasado 15 de octubre a las empresas a "promover y priorizar el trabajo a distancia". 

Etiquetas
Comentarios