Despliega el menú
Nacional

Moción de censura

Santiago Abascal ultima su discurso de la moción de censura contra Pedro Sánchez

Ignacio Garriga será quien desarrolle la crítica al Gobierno en su intervención de presentación de la moción, que abrirá el debate.

Santiago Abascal, durante la sesión de control al Gobierno de esta semana.
Santiago Abascal, durante la sesión de control al Gobierno de esta semana.
Mariscal/EFE

El presidente de Vox, Santiago Abascal, lleva semanas prácticamente encerrado entre su casa y su despacho preparando el discurso de este miércoles en el debate de la moción de censura al Gobierno de coalición. Su intervención presentará "la alternativa" que ofrece Vox a los ciudadanos, mientras que dejará al diputado Ignacio Garriga la crítica al Ejecutivo, según han explicado a Europa Press fuentes del partido.

Abascal se enfrenta a su discurso más importante ante las Cortes Generales e intentará aprovechar la ocasión para desgranar las propuestas de su partido en asuntos como economía, sanidad, políticas sociales o política internacional; además de los temas más habituales en él como la unidad de España o el terrorismo.

Como candidato alternativo al Palacio de la Moncloa, el líder de Vox presentará un programa de Gobierno completo, con continuas referencias a la situación actual marcada por la pandemia o el contexto internacional.

El discurso lo ha preparado prácticamente en solitario, aunque lleva meses fijando las bases con su círculo más cercano. No en vano, Vox anunció en el mes de julio la moción de censura y su debate no tendrá lugar hasta tres meses después. Y aunque Abascal dijo no tener ningún interés en ser el candidato y estar abierto a que otra persona encabezara la moción de censura si reunía mayor consenso, todos los ojos estaban ya puestos en él y ha tenido tiempo para articular su intervención.

La 'plana mayor' de Vox ha repasado además las anteriores mociones de censura debatidas en el Congreso -la suya será la quinta de la democracia- y se ha fijado en detalles como el tiempo de duración del discurso del candidato, que oscila entre los 45 minutos utilizados porAntonio Hernández Mancha en 1987 a las casi tres horas de Pablo Iglesias en 2017. Según apuntan, la intervención de Abascal estará en un punto medio, larga para poder presentar todo su proyecto pero no en exceso.

La parte de crítica al Gobierno quedará reservada para el diputado Ignacio Garriga, quien abrirá el debate este miércoles a las 9.00 con un discurso sin límite de tiempo con el que justificar la censura al Gobierno. Garriga afrontará con ello su 'puesta de largo' parlamentaria poco antes de dejar las Cortes Generales para ser el candidato a de Vox en las elecciones al Parlamento de Cataluña del mes de febrero.

La moción de censura de Vox nace con el fracaso prácticamente garantizado, ya que solo cuenta con el apoyo seguro de sus 52 diputados y el resto de partidos han ido mostrando su rechazo a la iniciativa. Solo queda en suspense la postura del PP, que se debate entre votar en contra u optar por la abstención.

Pese a ello, Vox defiende que la moción "ya ha tenido éxito", ya que "se ha ganado en la calle" pese a su rechazo parlamentario. El partido cree que este paso al frente le sirve para capitalizar el "descontento" que existe en la calle contra el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Además, Abascal tendrá oportunidad de responder uno a uno a sus rivales políticos, ya que el candidato puede intervenir cuando lo desee durante todo el debate. En Vox no prevén que Abascal haga ninguna mención en su discurso inicial a la postura del PP, pero sí podría reprocharle su indefinición en intervenciones posteriores.

Desde Vox insisten en que el único objetivo de la moción es censurar la gestión del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, aunque de forma indirecta también ponen en un aprieto a los 'populares'. "Si no renuncian a hacer oposición, que no molesten", explican los dirigentes de Vox sobre la actitud del PP.

Etiquetas
Comentarios