Despliega el menú
Nacional

Fernando Grande-Marlaska: "Más temprano que tarde los presos de ETA asumirán el gran daño causado"

"La serie 'Patria', basada en la novela de Fernando Aramburu, me está recordando mi vida, lo que yo viví de joven en Bilbao".

El ministro del Interior, Grande-Marlaska.
El ministro del Interior, Grande-Marlaska.
EP

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, reflexiona sobre lo que han supuesto estos últimos años desde el final del terrorismo.

-El 21 de octubre de hace nueve años ETA anunció el cese definitivo de la violencia. ¿Recuerda cuándo y cómo se enteró?

-Es un día que un demócrata vasco y español no puede olvidar dónde estaba ni con quién. Aquel día se materializó la victoria sobre ETA con el imperio de la ley. No fue con la disolución formal de ETA, fue aquel día cuando quedó claro que el Estado de Derecho había derrotado a ETA. Me acuerdo que eran las ocho o las nueve de la noche, estaba en 'El Corte Inglés', en Nuevos Ministerios, en Madrid. Había ido a comprar unos libros a la librería a última hora, después de salir de la Audiencia Nacional de trabajar, fue allí donde recibí una llamada con la noticia.

-¿Está ganando la democracia la batalla del relato?

-Sin duda alguna, no tenemos que albergar ninguna duda, desde el conjunto de las instituciones, desde el conjunto de la sociedad representada en este caso por las asociaciones de víctimas del terrorismo, por la Fundación Memorial, un trabajo importante que está haciendo y seguirá haciendo la Fundación dirigida por Florencio Domínguez, somos muy conscientes de que hay que concluir el relato lo más fidedigno posible a la historia para no traicionar la memoria de ninguno de nosotros como la única forma de generar y hacer un futuro mucho más habitable y razonable para todos.

-¿Ha visto la serie 'Patria?

-La estoy viendo, pero de domingo a domingo y esperando al próximo capítulo.

-¿Y qué le sugiere?

-Pues me está recordando mi vida, lo que yo viví de joven en Bilbao, cuando uno simplemente recuerda el Casco Viejo, recuerda Deusto, por donde yo salía mucho, la Universidad y todos los años 80... esas imágenes, esos actos de kale borroka que aparecen en los primeros capítulos, triste y desgraciadamente forman parte de nuestro entorno... éramos conscientes del silencio absolutamente patológico que muchos, y ahí me incluyo, mantuvimos en un primer momento. Tardamos en despertar a la tragedia al horror del terrorismo. Le diré una anécdota, pero yo dejé de leer la novela fantásticamente escrita por Fernando Aramburu porque siempre digo que tenemos todos muchas cosas que leer para ayudar a seguir creciendo. En la novela veía que estaba contando mi vida y por muy bien que me la contaba no me generaba nada nuevo; en cambio, entiendo que es una novela necesaria absolutamente para todos.

Acercamiento de presos

-Durante los gobiernos de Sánchez se han producido 80 acercamientos de presos. ¿Va a seguir esa misma línea en esta materia?

-En primer lugar, no me gusta hablar de acercamientos, me gusta hablar de cumplimiento de la legislación penitenciaria. Hay un tratamiento individualizado que responde al fin previsto en nuestra Constitución en el artículo 25.2 que no es otro que la reinserción social de los internos, esa es la única guía que dirige nuestra actuación. Desde que el presidente del Gobierno me nombró ministro del Interior en junio de 2018 dije que esa iba a ser nuestra directriz en política penitenciaria. No me gusta la palabra acercamiento aunque sí la comprendo desde un punto de vista político. La dispersión fue una política en un momento concreto de actividad terrorista de ETA y tuvo su importancia y sus consecuencias positivas. Hace nueve años que vencimos a la organización terrorista y ahora estamos aplicando la legalidad penitenciaria. Es que si no fuera así no seríamos el Estado de Derecho que ha vencido a ETA. Son las juntas de tratamiento las que examinan en términos técnicos las propuestas de evolución de grados y los centros penitenciarios más apropiados para su cumplimiento, ni más ni menos, y en eso seguiremos.

-La derecha parlamentaria les acusa de poner encima de la mesa de la negociación presupuestaria, por ejemplo, estos acercamientos de los presos...

-Es una falsedad que se utiliza de forma torticera. La derecha parece que no puede vivir sin la organización terrorista ETA y parece que se olvida que fue vencida y derrotada por el Estado de Derecho hace nueve años. Parece que tiene anhelo o necesidad de aquellos tiempos mientras otros tratamos de seguir avanzando para seguir mejorando. Siempre digo que aquella época nos hizo a todos peores.

-¿Le dice algo que un expreso tan significativo como 'Kubati' admita el dolor de las víctimas?

-Pues ha tardado, pero está bien que lo reconozca porque realmente causaron un sufrimiento muy importante a personas concretas, a familias concretas... nos hirieron a muchos en lo más íntimo, en la vida, y lo más importante, al conjunto de la sociedad en el alma.

-¿Cree que ese mundo va a terminar reconociendo el gran daño causado?

-Estoy convencido absolutamente. Ya se están dando pasos como usted ha señalado con la declaración de 'Kubati' y de otros que fueron miembros de la organización terrorista.

-¿Pero confía de verdad que EH Bildu haga una crítica política pública a lo que fue ETA?

-Espero que la haga. Han dado pasos para la política y para empezar a hablar de políticas sociales, económicas y sanitarias, a pensar en el día a día, pero para ser totalmente convincentes, e incluso coherentes, tienen que pasar a hacer esa crítica. Creo además que la sociedad se lo demanda.

-¿Le molesta que los Presupuestos puedan salir con el apoyo de EH Bildu?

-Estamos viviendo una situación de extraordinaria urgencia y necesidad como consecuencia de la pandemia. Este es el contexto del debate de los Presupuestos, con un Gobierno que quiere minimizar los contagios con medidas adoptadas contra el virus desde el 14 de marzo, limitando el derecho a la libre movilidad, también con medidas relacionadas con el escudo social y económico. Lo importante es que todo el mundo sepa que son unos Presupuestos dirigidos a la reconstrucción social y económica para salir adelante. Lo importante es que sumemos todos, que todos seamos conscientes de las posibilidades que nos ofrecen ahora los fondos europeos de reconstrucción, que se nos va a mirar desde Europa para ver si somos capaces de generar una sociedad mucho más resiliente, más fuerte tanto social como económicamente.

Etiquetas
Comentarios