Despliega el menú
Nacional

Desarticulan un grupo de mediación internacional para la compra de marihuana

Han logrado acreditar más de 150 transacciones entre productores de marihuana y compradores de diversos países europeos y del norte de África.

Varios Mossos d'Esquadra realizan un control de carreteras en la comarca del Segrià
Un agente de los Mossos, durante un control.
EFE

Los Mossos han desarticulado un grupo criminal especializado en la mediación internacional para la compra al por mayor de marihuana, operación en la que han detenido a 23 personas, han intervenido 198 kilos de marihuana y 50 de hachís, y se han incautado de una decena de armas de fuego.

Los Mossos informan este domingo en un comunicado de que con esta operación han logrado acreditar más de 150 transacciones entre productores de marihuana y compradores de diversos países europeos y del norte de África e interceptar en Vilafranca del Penedès (Barcelona) un tráiler cargado con 83 kilos de esa droga que circulaba hacia Francia.

El pasado miércoles, agentes adscrito a la región policial del Camp de Tarragona detuvieron a trece hombres y tres mujeres, de edades comprendidas entre los 18 y los 63 años, quince de ellos de nacionalidad española y uno francés, con domicilios en las comarcas tarraconenses de Alt Camp, Baix Penedès y Anoia, a los que se les acusa de tráfico de drogas, tenencia de armas y pertenencia a organización criminal. A lo largo de la investigación, iniciada en octubre del pasado año, se detuvo a otras siete personas.

A raíz de la localización del citado tráiler, cargado con dos palés con cogollos de marihuana y cuyo conductor fue detenido, se inició una investigación de meses para desarticular el grupo, del que se ha acreditado que estaba jerarquizado, que operaba de forma constante y que incluso disponía de plantaciones propias.

Entre finales del pasado año y este mes de octubre, el grupo realizó más de 150 transacciones e intermediaciones, generalmente de marihuana de calidad. Los detenidos, según los Mossos, se llevaban por cada transacción exitosa unos 100 euros de media por cada kilo vendido, aunque la comisión podía variar según la calidad de la droga y el precio en el mercado negro.

Los Mossos destacan que durante los meses en que se realizó la investigación, los integrantes del grupo perfeccionaron sus medidas de seguridad, contravigilancia y uso de la tecnología para evitar ser descubiertos por la policía.

Los jefes de la organización eran dos de los detenidos, de 40 y 45 años, vecinos de El Vendrell (Tarragona). El primero se ocupaba de localizar y contactar con productores legales y de hacer un seguimiento de las diferentes producciones. El segundo era el encargado de contactar con los compradores y de hacer efectiva la venta. El resto del grupo hacía funciones de apoyo, vigilancia y guarda de la droga.

En el grupo era posible subir en el escalafón, como los Mossos comprobaron en el caso de una de las detenidas, de 47 años, que inicialmente se encargaba de trasladar las muestras de marihuana a los compradores para, con el tiempo, tener un papel más activo en la organización.

En la operación del pasado miércoles, además, los agentes practicaron doce entradas en los municipios de Valls, Puigpelat, Vendrell, Aiguamúrcia, Santa Margarida de Montbui e Igualada, e intervinieron dos armas de fuego cortas, tres escopetas de caza, varias armas prohibidas, una pistola y dos carabinas de aire comprimido, así como nueve vehículos.

También se ha localizado dos plantaciones al aire libre, se recogieron 140 plantas de marihuana y tres kilos de cogollos de esta droga, además de 14.000 euros en metálico. En una de las entradas se hallaron 800 monedas y utensilios metálicos de valor histórico, cuya procedencia está aún por determinar.

Los detenidos pasaron el viernes a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Vilafranca del Penedés, que decretó su libertad con cargos.

Etiquetas
Comentarios