Despliega el menú
Nacional

Los Mossos, en alerta ante la posible inhabilitación de Torra

La sentencia del Supremo se espera para este lunes y los grupos más radicales ya han anunciado protestas.

Un mosso ante un acto vandálico de los CDR en una calle de Barcelona
Un mosso ante un acto vandálico de los CDR en una calle de Barcelona
Efe

La Policía catalana ha activado la alerta máxima ante posibles disturbios como consecuencia de la inminente sentencia contra Quim Torra que se prevé condenatoria. Los CDR, los grupos de protesta que surgieron para defender las urnas del referéndum del 1-O, ya hace días que han convocado protestas para el día que se conozca la resolución del Tribunal Supremo que podría inhabilitar al dirigente nacionalista. La Policía autonómica ha emplazado a los agentes de antidisturbios, en una orden interna, a que estén todos disponibles de cara a la semana que viene. El comisario jefe de los Mossos ha movilizado a todos sus efectivos de antidisturbios, que pueden ser requeridos en cualquier momento.

La sentencia se espera para el lunes y la semana que viene coincide también (el jueves) con el tercer aniversario del referéndum del 1-O, en que el independentismo suele aprovechar para salir a la calle. Según apuntó en TV3 el consejero de Interior, Miquel Sàmper, "todos los escenarios" están sobre la mesa en cuanto a orden público se refiere. Hace un año, en el mes de octubre, las calles de Barcelona ardieron en llamas por la violencia empleada por los CDR en las manifestaciones contra la sentencia que condenó a penas de nueve a trece años de prisión a nueve de los dirigentes del 'procés'. Las protestas se prolongaron durante un mes, con la quema diaria de contenedores y se registraron 500 heridos.

Los Mossos han recibido órdenes de estar preparados para protestas que podrían prolongarse varios días, como ya ocurrió hace un año, y a extremar la vigilancia en sedes judiciales y en las infraestructuras como las carreteras y autopistas. Un operativo ya de por sí complicado, que en esta ocasión viene agravado por la pandemia, con restricciones para la población.

Prudencia con los CDR

Aun así, hay elementos que invitan a la prudencia en relación a la posible repetición de las algaradas. La manifestación de la Diada del pasado 11-S dio muestras de un cierto agotamiento en las filas independentistas en lo que se refiere a la movilización. Los propios CDR convocaron al margen de la protesta oficial de la ANC y apenas tuvieron seguimiento. La chispa, no obstante, puede encenderse en cualquier momento. Informes elaborados por la Policía catalana, en cualquier caso, han detectado posibles amenazas de disturbios. No solo de los CDR, que llevan días avisando en redes sociales con regresar a Urquinaona (la plaza barcelonesa que fue epicentro de los enfrentamientos de hace un año) sino también de grupos nuevos más radicales como Blanc Bloc. La otra diferencia entre la sentencia de Torra y la de los líderes del 'procés' está en el impacto entre una y otra (inhabilitación frente a penas que llegaron a 13 años de prisión como a Junqueras). El presidente de la Generalitat no es además un dirigente que despierte muchas adhesiones entre la gente.

El nuevo consejero de Interior expresó este viernes que los Mossos son policía judicial y que actuarán de acuerdo a las órdenes judiciales. Sàmper asumió hace 20 días la cartera de Interior de la Generalitat, tras el cese provocado por Quim Torra del consejero anterior, Miquel Buch. Torra y Buch mantenían sus diferencias como consecuencia de algunas actuaciones de los Mossos contra los CDR, que desde algunos sectores del independentismo consideraron desproporcionadas, en especial las de hace un año tras el fallo del Supremo. Las protestas por la sentencia de Torra serán la primera prueba seria para el nuevo titular de Interior. De hecho, desde el primer momento se especuló con que una de las razones por las que Torra relevó a su consejero de Interior fue la gestión del otoño caliente catalán y la previsión de protestas en las calles.

Etiquetas
Comentarios