Despliega el menú
Nacional

Luz verde al despliegue del Ejército, la Policía y la Guardia Civil desde el lunes en Madrid

Ayuso ultima el confinamiento de la capital de España, mientras Sanidad avisa de que "vienen semanas muy duras".

Integrantes de la Unidad Militar de Emergencias en Torrejón de Ardoz (Madrid).
Integrantes de la Unidad Militar de Emergencias en Torrejón de Ardoz (Madrid).
Fernando Villar/EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez dio luz verde el miércoles por la noche a la petición de la Comunidad de Madrid de desplegar a miembros del Ejército, de la Policía Nacional y la Guardia Civil para colaborar en diversas tareas relacionadas con los confinamientos selectivos puestos en marcha en 37 zonas sanitarias de la región y que se ampliarán la semana próxima a más barrios y municipios de la autonomía.

Según fuentes del Ejecutivo central, el despliegue de los 222 agentes del Ministerio del Interior y los efectivos militares de la UME podría haber comenzado la noche del miércoles, pero el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha pedido retrasar la llegada de los refuerzos hasta el próximo lunes, cuando empiece a funcionar la fase 2 de los confinamientos y se sepa exactamente cuántas áreas sanitarias quedan aisladas.

Los funcionarios, que orgánicamente seguirán dependiendo de Interior y Defensa, no obstante se pondrán a las órdenes de los responsables de la Comunidad de Madrid. Los técnicos de la región tienen ya bastante claro las funciones de estos refuerzos. Los policías nacionales y guardias civiles van a ser enviados a ayudar a las diversas policías locales en los controles con vistas a garantizar las cuarentenas y que, hasta ahora, han sido poco efectivos, según admiten sus propios responsables, por la falta de personal para cubrir todas las puertas de salida y entrada y por la decisión de la Comunidad de no sancionar en tanto en cuanto no haya un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid avalando estos encierros selectivos.

Los militares, por su parte, serán destinados a trabajos de apoyo a la higienización de espacios públicos y a ayudar en la logística de la gran campaña de más de un millón de test que el Gobierno de Ayuso quiere hacer a los 850.000 vecinos ya confinados y a los ciudadanos a los que se va aislar a partir de la semana que viene en la segunda tanda de cuarentenas por zonas sanitarias.

La titular de Defensa, Margarita Robles, reveló este jueves que las Fuerzas Armadas podrían movilizar en Madrid hasta 7.500 efectivos, al margen de los 130 rastreadores militares ya incorporados para detectar contactos, que, según Robles, podrían llegar en cuestión de días a ser 500.

Los detalles de este despliegue fueron abordados en la reunión del nuevo ‘Grupo Covid-19’ de coordinación entre los dos Gobiernos y que estuvo presidida por el titular de Sanidad, Salvador Illa, y el vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado. Illa, poco antes del inicio de este encuentro, reclamó al Gobierno de Ayuso que "actúe con determinación" porque "vienen semanas muy duras".

No tan radical

Segun fuentes del encuentro, los representantes del Ejecutivo central insistieron, una vez más, que el Gobierno de Sánchez está dispuesto a declarar el estado de alarma parcial en la Comunidad de Madrid para facilitar las medidas de restricción de derechos fundamentales, al tiempo que recordaron a los dirigentes madrileños que la declaración de ese estado se puede "graduar" y que no lleva asociada de manera automática un confinamiento radical como el vivido en marzo o abril.

Desde el Gobierno regional se rechazó, también una vez más, el ofrecimiento ya que la Comunidad de Madrid confía en que antes de diez días empiecen a notarse una "importante reducción de los contagios", fruto de los confinamientos que ya están en vigor y los que se aprobarán este viernes.

Entre tanto, y a la espera de que este viernes el Ejecutivo de Ayuso anuncie las nuevas zonas sanitarias que serán sometidas a cuarentenas y si hay medidas adicionales de restricción de movimientos para toda la comunidad, los técnicos analizaban las últimas estadísticas epidemiólogicas.

Unos informes que revelan que hay 16 de áreas sanitarias, con varios centenares de miles de habitantes, que superan el listón del millar de contagios fijado por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid pero que todavía no han sido confinadas.

Algunas de estas zonas ya estaban por encima de los límites la pasada semana pero se libraron por sus dificultades de aislamiento u otros factores, pero la mayoría de estas áreas han entrado en esta temida ‘lista negra’ en las últimas horas. Las 16 zonas en el punto de mira para acompañar a las 37 ya aisladas son 9 de Madrid capital y 7 de otros municipios.

Etiquetas
Comentarios