Despliega el menú
Nacional

Aumenta un 28%  el número de menores condenados en 2019 por cometer un delito sexual

Más de 400 menores fueron condenados por cometer un total de 548 delitos contra la libertad sexual, de los cuales, 245 fueron considerados como abuso y agresión sexual a menores de 16 años.

Menores condenados
Los 323 condenados menores por delitos sexuales cometieron 408 infracciones de esa naturaleza, 69 de ellas agresiones sexuales y de estas, ocho fueron violaciones.
HA

Un total de 416 menores fueron condenados por delitos sexuales durante 2019, lo que supone un crecimiento del 28,8% de estas penas con respecto al año anterior, según se recoge en el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El estudio, explica que, esos más de 400 menores condenados cometieron un total de 548 delitos contra la libertad sexual, de los cuales, 245 fueron considerados como abuso y agresión sexual a menores de 16 años, 165 como abuso sexual y 60 como agresión sexual. Del total de agresiones sexuales, seis fueron consideradas como violación.

En ese mismo año, indica el INE, se registraron 2.708 condenados adultos por este mismo tipo de delitos. Este número también es una subida con respecto a 2018. En concreto, un 11,4% más de condenas. Además, el informe determina que el 97,3% de los adultos penados son varones y el 2,7% mujeres.

En cuanto a los delitos cometidos (un total de 3.401 delitos), unos 1.218 fueron considerados abuso sexual, 620 prostitución y corrupción a menores y 529 como abuso y agresión sexual a menores de 16 años. En cuanto las agresiones sexuales, 36 fueron consideradas violación, recoge el INE.

También aumenta el número de condenados por sentencia firme

En general, un total de 14.112 menores de 14 a 17 años fueron condenados por sentencia firme en 2019, un 3,3% más que el año anterior, según la estadística de adultos y menores condenados del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicada este lunes 21 de septiembre.

El 79,1% de los menores condenados fueron varones y el 20,9% mujeres. Por edad, el grupo de 17 años fue el más numeroso (30,4% del total), seguido del grupo de 16 años (28,5%).

La mayoría de los menores condenados tenía nacionalidad española (79,7%). Si bien, la tasa de menores por cada 1.000 habitantes de 14 a 17 años fue casi tres veces superior en los menores de nacionalidad extranjera (17), que en los de nacionalidad española (6,4).

En cuanto al número de infracciones cometidas, casi dos de cada tres menores condenados cometieron una única infracción penal y uno de cada tres realizó más de una.

Los jueces adoptaron 23.212 medidas en 2019, lo que supuso un aumento del 1,8% respecto al año anterior. Las más frecuentes fueron la libertad vigilada (43,3% del total), la prestación en beneficio de la comunidad (14,6%) y la realización de tareas socio-educativas (11,7%).

Atendiendo a la nacionalidad del infractor, las medidas de internamiento en régimen semiabierto y de libertad vigilada recayeron con más frecuencia en menores extranjeros (14,3% y 45,8% del total, respectivamente) que en menores españoles (9,2% y 42,6%).

En cambio, los menores extranjeros incurrieron con menos frecuencia en las medidas de realización de tareas socio-educativas y de prestación en beneficio de la comunidad (8,4% y 11,7% del total, respectivamente, frente a 12,7% y 15,5% de los españoles). 

En 2019 se inscribieron 26.049 infracciones penales cometidas por menores, un 7% más que en el año anterior. Todas ellas fueron delitos. Por tipología del delito, los de mayor incidencia fueron lesiones (29,6% del total), robos (18,4%) y hurtos (11%).

De los datos también se desprende que el número de infracciones cometidas aumenta con la edad. Así, las realizadas a los 17 años (30,1% del total) supusieron casi el doble que las practicadas a los 14 años (16,4%). El 77,3% de las infracciones fueron cometidas por menores españoles y el 22,7% por extranjeros, cifras similares a las del año anterior.

Por comunidades autónomas, Andalucía fue la comunidad con más menores condenados inscritos en el Registro, con el 21,1% del total. Le siguen la Comunidad Valenciana (13,7%) y Cataluña (11,7%).

Este orden fue diferente en el caso de menores de nacionalidad española y extranjera. En el caso de los españoles, Andalucía fue la comunidad con el mayor número de menores condenados (22,8%) seguida de la Comunidad Valenciana (14,4%) y Comunidad de Madrid (8,9%).

Si se tiene en cuenta solo a los menores extranjeros, Cataluña fue la comunidad con mayor número de condenados (24,7%), seguida de Andalucía (14,3%) y la Comunidad Valenciana (11,1%).

Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (con un 37,4 y 15,6, respectivamente) y Cantabria (con 12,8), registraron las mayores tasas de menores de 14 a 17 años condenados por cada 1.000 habitantes del mismo rango de edad. Por su parte, la Comunidad de Madrid (4,6), Cataluña (5,2) y Castilla-La Mancha (6,0) presentaron los valores más bajos.

Etiquetas
Comentarios