Despliega el menú
Nacional

tribunales

Semana clave para el futuro de Torra: el Supremo revisa su inhabilitación

Una vista que se celebrará el próximo jueves estudiará el recurso del president a su condena de inhabilitación por desobediencia al no retirar los lazos amarillos de edificios públicos en periodo electoral.

Quim Torra, en el centro, en la Diada del pasado viernes.
Quim Torra, en el centro, en la Diada del pasado viernes.
EP

El Tribunal Supremo aborda este jueves el futuro inmediato de Quim Torra al frente de la Generalitat de Cataluña, en una vista en la que estudiará el recurso del president a su condena de inhabilitación por desobediencia al no retirar los lazos amarillos de edificios públicos en periodo electoral.

Hace nueve meses que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) impuso a Torra un año y medio de inhabilitación y 30.000 euros de multa por un delito de desobediencia, una sentencia que, al no ser firme, no implicó que fuese apartado de su cargo.

La última palabra la tiene el Supremo, que decide ya este jueves si confirma la inhabilitación, como pide la Fiscalía, o si estima el recurso de Torra, que pide que revoque la condena.

Los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Susana Polo, Vicente Magro y Antonio del Moral escucharán el próximo jueves los argumentos de ambas partes en una vista en la que el presidente de la Generalitat no tiene que intervenir; lo hará su abogado por él.

En cualquier caso, Quim Torra tiene pensado asistir a la vista, según fuentes de la Generalitat.

En un plano político, Torra aún no ha concretado sus planes si el Supremo confirma su condena y esta semana protagonizó un choque con el PSC y Catalunya en Comú Podem por la interinidad en la que entraría el Govern si, en el caso de que sea inhabilitado en firme, antes no se convocan elecciones o no se inviste a un nuevo president.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, de Esquerra, le ha pedido esta semana "consensuar la respuesta" a su posible inhabilitación para evitar que esta cuestión acabe derivando en una nueva "pelea" entre los dos socios de coalición, JxCat y ERC.

El presidente de la Generalitat fue condenado por su "recalcitrante y reiterada actitud desobediente" a no acatar la orden de la Junta Electoral de retirar a tiempo de los edificios públicos los lazos amarillos en defensa de los presos del "procés" en vísperas del 28A.

Torra recurrió al Supremo, ante quien denunció una "palmaria persecución política" que pretendía apartarle "ilegalmente" del Govern, y ha intentado sin éxito retrasar la cita del próximo jueves al sostener que se le notificó la fecha infringiendo las normas procesales.

La Fiscalía, por su parte, pide al tribunal que confirme la condena de Torra porque su decisión fue "contraria a las exigencias de neutralidad en periodo electoral que también obligan al presidente de la Comunidad Autónoma". 

Etiquetas
Comentarios