Despliega el menú
Nacional

La ANC mantiene las manifestaciones de la Diada pese a la pandemia

La formación secesionista prevé actos en 107 puntos y 82 municipios de la comunidad autónoma a los que podrían asistir 48.000 personas.

Las esteladas toman las calles en la Diada.
Imagen de una pasada concentración con motivo de la Diada.
JUAN MEDINA

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) se niega a suspender las protestas de la Diada, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias y del Colegio de Médicos de Barcelona. El lobby independentista ha presentado este miércoles por la mañana cómo será este año la movilización del 11-S. No será una gran manifestación como en los años anteriores. La ANC ha programado 107 concentraciones en 82 municipios en las que prevé que participen un total de 48.000 personas. "Hay que ejercer el derecho de manifestación con plenas garantías de salud pública", ha afirmado esta miércoles la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie.

Las concentraciones se harán frente a edificios públicos del Estado, como el Banco de España en Barcelona y sedes del Instituto Nacional de la Seguridad Social, de la Tesorería General de la Seguridad Social, de la Agencia Tributaria, del Servicio Público de Empleo Estatal, estaciones de Renfe, juzgados y en carreteras nacionales. "Proponemos concentrarnos en diferentes edificios de la administración estatal española para recordar dónde está el poder que aspiramos a reemplazar, para ejercerlo en beneficio de la ciudadanía de Cataluña", según apuntan desde la entidad secesionista.

La ANC ha puesto en marcha esta miércoles una web para formalizar las inscripciones. Asegura que el aforo es limitado y que habrá un manifestante por cada cuatro metros cuadrados. "Las manifestaciones serán estáticas, descentralizadas y con distancia entre unos y otros", ha apuntado Paluzie. Solo se podrá acceder con inscripción previa. La mayor concentración se ha previsto en Badalona (Barcelona), municipio gobernado por el PP donde se esperan 1.700 manifestantes. Aunque en la capital catalana se han programado diez puntos de protesta, que sumarán 10.000 plazas. Todos los participantes deberán llevar mascarilla y se les facilitará gel desinfectante.

Según Adrià Alsina, de la ANC, se proponen hacer algo que "no se ha hecho nunca". Será, a su juicio, la mayor movilización que se ha realizado en el contexto de la covid de toda Europa. "La independencia es urgente y necesaria. No nos resignamos. Salimos a la calle para demostrar que tenemos la obligación de construir un futuro mejor y tenemos derecho a ser independientes", ha asegurado.

Motivos sanitarios

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, afirmó días atrás que no considera "oportuno" hacer concentraciones para la Diada. El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, pidió la suspensión de la Diada para prevenir un rebrote masivo de contagios. "No creo que la vida de Cataluña ni las reivindicaciones legítimas se vean cuestionadas o afectadas si un año no podemos hacer las protestas como las hacemos habitualmente", dijo RAC1.

En la misma línea, el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona pidió no hacer movilizaciones. Desde la ANC, han negado que la convocatoria sea una "irresponsabilidad". "No somos irresponsables cuando cumpliremos todas las medidas sanitarias que nos piden las autoridades", han apuntado desde la plataforma soberanista. "Es igual de irresponsable que me digan que coja el metro para ir a trabajar", han rematado. El Govern avaló este martes las manifestaciones del 11-S. La consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, aseguró que se ha de garantizar el derecho de manifestación y que debe ser compatible con las medidas de seguridad sanitarias.

Los CDR llamaron el martes a salir a la calle en la Diada. Su convocatoria desafía a las autoridades sanitarias y se plantea al margen de las concentraciones programadas por la ANC.

Etiquetas
Comentarios