Despliega el menú
Nacional

Tiempo "plenamente veraniego" hasta el jueves y temperaturas que bajarán desde el viernes

La última semana completa del mes de agosto se presenta con tiempo "plenamente veraniego", con cielos en general poco nubosos, calor y pocas precipitaciones.

Aunque hace calor, este verano se parece demasiado a un otoño.
Aunque hace calor, este verano se parece demasiado a un otoño.
Guillermo Mestre

La última semana completa del mes de agosto se presenta con tiempo "plenamente veraniego", con cielos en general poco nubosos, calor y pocas precipitaciones. Sin embargo, las temperaturas bajarán de forma generalizada a partir del viernes, según ha asegurado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

Según el portavoz, destaca la situación durante estos días de Canarias, donde al menos hasta el jueves las temperaturas serán "muy elevadas". Allí, en muchas zonas de las islas se podrían superar los 38ºC o incluso los 40ºC, con noches especialmente calurosas en zonas de medianías y llegada de polvo en suspensión (calima) procedente del norte de África.

Por tanto, de lunes a miércoles, los cielos permanecerán despejados en la mayor parte del país, salvo por algunos cielos nubosos con lloviznas en el Cantábrico y la posible aparición de brumas y bancos de niebla en zonas del interior de la mitad norte y también en puntos del litoral mediterráneo.

Chubascos en Aragón

No se descarta que, además, por la tarde, especialmente el lunes y el miércoles, crezcan nubes de evolución diurna que dejen chubascos tormentosos aislados en el sur de Aragón, norte de la Comunidad Valenciana y entorno de los Pirineos.

En cuanto a las temperaturas, el lunes, aunque bajan ligeramente por Andalucía, suben en buena parte del norte y oeste peninsular. Una subida que será más "intensa" en buena parte del país durante la jornada del martes, mientras que el miércoles seguirán subiendo las temperaturas por el sur, aunque bajarán ligeramente por el norte.

Con todo esto, se superarán los 36ºC en la jornada del lunes en la mitad sur peninsular y el martes también en la zona centro y cuenca del Ebro, llegándose a los 38ºC grados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. La situación será similar el miércoles, aunque con un "repunte" en la mitad sur, donde se podría llegar a los 40ºC en el Valle del Guadalquivir. También se espera calor el miércoles en Baleares, con 36ºC en el interior de Mallorca.

Calor africano en Canarias

Si bien, donde realmente las temperaturas van a ser "muy altas" es en el archipiélago canario. La llegada allí de aire procedente del continente africano, muy cálido y cargado de polvo en suspensión o calima, hará que el martes y miércoles suban notablemente las temperaturas.

Se trata de una masa de aire de origen africano arrastrada por el viento de componente este existente por encima de 200 a 300 metros de altitud. Por ello, las temperaturas más altas se prevén en zonas del interior de las islas. En las costas, debido al predominio de los vientos del norte y al efecto de las brisas, las temperaturas serán algo más bajas, aunque en algunos puntos de costa, principalmente del oeste, sur y sudeste, debido a efectos locales, las temperaturas podrán ser también excepcionalmente altas.

Así, se superarán los 35ºC ó 36ºC en la mayor parte del archipiélago y los 38ºC en zonas interiores y costas del sur, sin descartar que se puedan superar en algunos puntos de estas zonas los 40ºC, especialmente en Gran Canaria y Fuerteventura. Con respecto a las mínimas, especialmente a partir del miércoles, quedarán claramente por encima de los 25ºC, muy cerca incluso de los 30ºC en medianías orientadas al sur.

Junto al aumento de temperaturas, la masa de aire de origen africano traerá polvo en suspensión. Aunque la mayor concentración de polvo estará situada en altura, se irá depositando y generará turbiedad en la atmósfera.

El portavoz de la AEMET señala que el jueves será una jornada todavía calurosa en el archipiélago, pero a partir del viernes ya se atisba una normalización de los valores que marquen los termómetros, ya que un cambio de dirección del viento en niveles medios desplazará la masa africana hacia el sur, dándose por finalizado este episodio, y dando lugar así a un descenso marcado de las temperaturas.

Aunque el jueves será un día caluroso, también habrá una novedad: en Galicia y en el Cantábrico se producirán más lluvias a causa de la llegada de un frente, y también habrá tormentas en el entorno de los Pirineos.

Es a partir del viernes y durante el próximo fin de semana, cuando sí se notará un cambio de tiempo más "notable" en España, con mayor inestabilidad, lluvias y chubascos que localmente podrían ser fuertes en el norte y este peninsular, también en Baleares, y con bajada considerable de temperaturas.

Si entre el miércoles y el jueves las temperaturas serán entre 5ºC y 10ºC por encima de los valores normales en buena parte del este y sur de la Península, así como en los archipiélagos, el viernes y sábado las temperaturas estarán entre 3ºC y 5ºC por debajo de lo normal, sobre todo en la mitad norte.

Del Campo también ha explicado de manera divulgativa qué es la niebla y cómo se forma, ya que se prevén nieblas en el interior de puntos de la mitad norte y también en el litoral mediterráneo.

Las nieblas en el interior aparecen por el enfriamiento nocturno de la superficie, ahora que las noches ya son más largas y se nota que bajan las temperaturas. Este enfriamiento provoca la condensación de la humedad, que puede proceder de zonas con mucha vegetación o principalmente de ríos. Estas nieblas, que se producen por el enfriamiento nocturno de la superficie, se denominan 'nieblas de irradiación'.

Por otro lado, las que aparecen en la costa se deben principalmente a que en días previos afloraron aguas profundas, frías, más frías que las superficiales, como consecuencia del régimen de vientos, y ahora esas aguas frías son sobrevoladas por masas de aire más cálido que se enfrían en contacto con el agua.

Así, la parte de esa masa de ahí es más cercana a la superficie del mar, se enfría mucho y el vapor de agua que contiene se condensa, dando lugar a estas nieblas típicas de zonas costeras, que en este caso se denominan 'nieblas de advección'.

Etiquetas
Comentarios