Despliega el menú
Nacional

coronavirus

Madrid recurrirá la anulación de la orden que prohíbe fumar y cerrar el ocio nocturno

El viceconsejero de Salud Pública cree que debería haber "cierta uniformidad" en el criterio judicial.

Una mujer fuma en una calle de Madrid.
Una mujer fuma en una calle de Madrid.
EP

La Comunidad de Madridrecurrirá "en breve" ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJM) el auto del juez que ha rechazado ratificar la orden dictada por el Gobierno regional para aplicar las últimas medidas consensuadas frente al coronavirus, desde la prohibición de fumar si no se respetan los dos metros de distancia al cierre del ocio nocturno.

El viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, lo ha indicado este viernes tras visitar el dispositivo para la realización de pruebas PCR a vecinos de Móstoles de entre 15 y 49 años, destinado a la detección precoz de coronavirus en personas asintomáticas.

En el auto, dictado el pasado jueves por el titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Madrid y hecho público este viernes, se señala que "desde una comunidad autónoma no se pueden limitar derechos fundamentales con carácter general sin una previa declaración de la alarma".

Zapatero ha explicado que "la Abogacía General de la Comunidad de Madrid está estudiando en qué situación jurídica estamos ahora en la región madrileña, habida cuenta de la decisión del juez de lo Contencioso-administrativo". Fuentes del Ejecutivo madrileño han precisado a Efe que el recurso se presentará "en breve" ante el TSJM.

Ningún problema

El viceconsejero de Salud Pública ha opinado que "en la situación en la que estamos en este país", debería haber "cierta uniformidad" en el criterio judicial, ya que en otras comunidades autónomas el acuerdo del Gobierno del viernes pasado en otras regiones "no ha tenido ningún problema".

Zapatero no ha querido "valorar" la actuación del juez, pero, como médico, ha estimado que en la situación actual el país debería tener leyes que facilitasen la adopción de medidas para proteger a la ciudadanía.

Igualmente, ha hecho un llamamiento a la población a evitar los desplazamientos, las aglomeraciones y las reuniones de grupos para frenar la transmisión del coronavirus en los barrios, distritos y municipios con mayor número de contagios de la región.

Con la recomendación de quedarse en casa y las restricciones para evitar aglomeraciones, ha afirmado, el Gobierno de Madrid busca reducir la transmisión de la infección.

En el contexto actual, ha instado a la población madrileña y española a mantener el mayor nivel de protección y de seguridad posible en los meses que quedan hasta que se disponga de una vacuna contra el virus.

También ha llamado a asumir los mecanismos de defensa individuales, el uso de mascarilla, el lavado de manos, la distancia social, así como los comportamientos colectivos, evitando desplazamientos, reuniones de grupos de gente y reuniones dentro de las casas, ya que en la Comunidad de Madrid las reuniones familiares son una parte importante de la reactivación del virus.

Respecto a los botellones, ha subrayado, "cada uno debe cumplir lo que está regulado al respecto, no se puede haber botellón porque es ilegal y hay que perseguirlo". La venta de alcohol está reglamentada en España y "hace falta tener un seguimiento policial de la autoridad competente para que el que haga algo que no debe, sea sancionado", ha agregado.

Sobre el cierre de los prostíbulos y los locales de alterne, ha apuntado, los servicios jurídicos de la Consejería de Sanidad están estudiando los procedimientos que podrían adoptarse para restringir o prohibir esta actividad que "a veces está escondida o englobada en otra actividad como los bares de copas". 

Etiquetas
Comentarios