Despliega el menú
Nacional

coronavirus

Simón endurece el mensaje: "Que nadie se confunda, las cosas no van bien"

El coordinador de Emergencias hace un llamamiento a los jóvenes para evitar contagios en el ocio y pide ayuda a los 'influencers'.

Fernando Simón, en la rueda de prensa de este jueves.
Fernando Simón, en la rueda de prensa de este jueves.
Heraldo

Nunca hasta este jueves el coordinador de Emergencias, Fernando Simón, había utilizado un tono tan duro en sus comparecencias públicas. Pero con la curva de contagios creciendo sin freno y con unos datos que muestran que los positivos se disparan entre los jóvenes, Simón se vio obligado a lanzar un mensaje diferente al ponderado y pedagógico de siempre. "Que nadie se confunda, las cosas no van bien. No podemos permitir que el virus siga hacia arriba", aseguró. Y él mismo se señaló como responsable de evitar que la situación continúe empeorando. "He reflexionado en los últimos días y por eso me expreso así. Todos los que podemos influir, y yo tengo población que me sigue, debemos concienciar a la gente de lo que hay que hacer", aseguró, categórico.

Simón puso el foco en la población más joven y como un padre que ha pillado a sus hijos en falta, se puso muy serio. Según los datos que ofreció, la edad media de los contagiados se sitúa ahora en los 39 años, en el caso de las mujeres, y en los 37, en los hombres, aunque la media de la última semana en ambos sexos está en los 35. Es decir, ha bajado 25 años años desde el pico de la epidemia, en abril, cuando se encontraba en los 62; algo asociado a las vacaciones y, en concreto, al ocio nocturno, explicó. Y aquí quiso ser claro.

A los jóvenes: "Hay maneras de pasarlo bien sin poner en riesgo a nadie"

"Hay maneras y maneras de ir de fiesta. Existen formas alternativas de pasarlo bien y de que la gente disfrute sin poner en peligro a los demás. Porque quizá los jóvenes piensan: 'A mí no me va a pasar nada aunque me contagie'. Pero sí pasa, sabemos que los jóvenes van a contagiar a los mayores de su familia o a personas vulnerables", insistió.

En su comparecencia, el responsable de Emergencias pidió ayuda a los 'influencers', figuras públicas con miles de seguidores en las redes sociales, para que transmitan mensajes de prudencia. "Pueden ayudar a que las medidas de prevención y control se implementen correctamente", subrayó.

Entre las pocas noticias positivas sobre el desarrollo de la pandemia en España, Simón destacó que se están detectando muchos más casos, principalmente, porque se realizan unas 60.000 PCR diarias. "Pero que hayamos detectado más no implica que no exista transmisión. Sigue habiendo transmisión, y es cada día más importante. Y a medida que aumente la transmisión, aumentará la hospitalización", aseveró.

Simón ofreció dos datos que han variado respecto al principio de la pandemia. Ahora, la tasa de hospitalización de los contagiados es relativamente baja, alrededor del 4%, frente al 55% de marzo y abril. Y la tasa de letalidad ha caído al 0,4%, frente al 10% que rondó durante el pico. Ambos factores se explican en que los contagiados son más jóvenes, pero eso no quiere decir que nadie esté a salvo, aclaró Simón. "Aunque la hospitalización sea del 4%, estamos hablando de que si hay 100.000 contagiados, 4.000 tendrán que ingresar. El confinamiento se decretó para reducir la presión hospitalaria y que se pudiera garantizar el tratamiento de los pacientes. Si hay muchos hospitalizados, habrá muchos en la UCI y acabará habiendo muchos fallecidos", añadió.

Confinamientos parciales

Aunque la posibilidad de decretar iniciativas extremas como las tomadas durante el estado de alarma no aparece aún en el horizonte, Simón sí abrió la puerta a confinamientos parciales. "Se podrían plantear, aunque son medidas difíciles de tomar", admitió. Eso sí, apeló a la responsabilidad individual de las personas que den positivo. "Ellas se tienen que confinar, que no es lo mismo ponerse en cuarentena que cumplirlo. Hay gente que dice que la va a hacer, luego se la salta y es un foco de contagio", desveló.

Respecto al regreso a las aulas, Simón abogó por una vuelta al cole "segura". "Hay margen de actuación en todos los ámbitos: en los colegios, que pueden adaptar las medidas de las consejerías; en los comunidades, en el Gobierno central, para garantizar la respuesta correcta a las situaciones que se puedan dar, además de las cuestiones previas. Hay semanas de margen, pero tenemos que hacerlo bien", señaló.

Después, reclamó a los políticos y al conjunto de la sociedad "sensibilidad" hacia la necesidad de los estudiantes de retornar a las aulas: "No podemos tener a nuestros niños sin estudiar, no podemos hipotecar su futuro, no podemos permitir que dos promociones de nuestros niños no tengan el mismo nivel de calidad».

Y en especial, se fijó en aquellos que pertenecen a familias con menos recursos económicos. "Es muy fácil proponer educación 'on-line' para quienes tienen recursos, pero no es lo mismo para un niño que tiene su habitación que para otro que comparte su habitación con otros niños y no tiene 'wifi'. Como mínimo ellos tienen que poder recibir educación presencial", reclamó.

Etiquetas
Comentarios