Despliega el menú
Nacional

Los efectos de la covid-19 centran las audiencias del Rey a las autoridades baleares que 'olvidan' a Juan Carlos I

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, ha inaugurado las audiencias del Rey Felipe VI en Baleares. Tras ella ha recibido al presidente del Parlament,a la presidenta del Consell de Mallorca y, de forma telemática, al alcalde de Palma, confinado por ser contacto estrecho de un positivo por covid. 

La presidenta del Gobierno Balear, la socialista Francina Armengol, ha transmitido al Rey Felipe VI las necesidades económicas y sociales de Baleares, la región, en palabras de la jefa del Ejecutivo autonómico, "que peor lo pasará" tras la pandemia, por lo que necesita la solidaridad de otros territorios. De Juan Carlos I, asegura que no se ha hablado.

En declaraciones a los medios tras la audiencia con el monarca en el Palacio de la Almudaina, Armengol ha explicado que Felipe VI es "consciente" de la realidad que están viviendo las Islas, "una tierra que conoce bien".

Sobre la situación de Juan Carlos I, la presidenta ha señalado que esa cuestión no se ha planteado en el encuentro y que, de haberse producido, se entendería "que quedara en el ámbito privado".

La jefa del Ejecutivo autonómico ha agradecido igualmente la presencia de los Reyes en Baleares "en un año muy complicado" así como su visita a las tres islas para ver la realidad de la CCAA, aunque ya la conoce, ha señalado, porque "su arraigo es bien conocido".

El rey Felipe VI ha comenzado la ronda de audiencias con las autoridades baleares reuniéndose con la presidenta de la Comunidad, Francina Armengo

Armengol ha recalcado que los datos económicos que deja la pandemia "son evidentes" y que demuestran que las Islas necesitarán "ayudas mayores" por parte del Gobierno.

La presidenta del Govern ha subrayado que Baleares siempre ha sido una comunidad "muy solidaria" por lo que ha reclamado una participación "más activa" en el reparto de fondos europeos.

Además, ha añadido, Baleares se ha visto golpeada por decisiones externas como la "cuarentena injusta" del gobierno de Reino Unido que tendrán como consecuencia un "invierno muy duro".

Según ha señalado, desde el gobierno balear se sigue trabajando en la diversificación de la economía, aunque es un trabajo "a largo plazo" y que se sigue trabajando igualmente en la prolongación de los ERTE y la flexibilización de los trabajadores fijos discontinuos.

Armengol ha destacado también que la situación que atraviesan las Islas es peor que la vivida en Canarias, porque la crisis de la Covid ha llegado a Baleares en temporada alta.

Sobre la situación concreta de la pandemia en las Islas, la jefa del Ejecutivo autonómico ha resaltado que el gran número de rastreadores ha permitido encontrar "rápidamente" a los contactos directos de las personas que dan positivo.

Reunión con el resto de autoridades baleares

Tras la audiencia con la presidenta, le ha tocado el turno al presidente del Parlamento balear, Vicenç Thomas, que ha transmitido al Rey su "gran preocupación" por las cifras de trabajadores baleares en situación de ERTE, que se sitúa en torno al 17 por ciento, cuando la media nacional está alrededor del 6 por ciento.

En declaraciones a los medios tras la audiencia que ha mantenido con el monarca en el Palacio de la Almudaina, Thomas ha explicado que ha puesto en valor ante el Jefe del Estado la coordinación y el trabajo conjunto de administraciones, empresas, sindicatos y tercer sector para frenar en Baleares la consecuencias económicas, sociales y laborales de pandemia.

Según ha explicado el presidente del Parlament, además, ha explicado a Felipe VI que si bien el sistema sanitario de las Islas "ha aguantado el golpe" el problema de Baleares es económico y social.  

Tras la reunión con el presidente del Parlament, Felipe VI ha recibido a la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera y Crespí.

Reunión telemática con el alcalde de Palma de Mallorca

El alcalde de Palma, José Hila, ha dado negativo en la prueba PCR, pero no acudirá presencialmente a la audiencia con el Rey Felipe VI, que se ha realizado por videoconferencia, a la espera de una segunda prueba.

Según ha informado el Ayuntamiento de Palma este lunes, el protocolo marca que se le hará una segunda prueba una semana después de la primera para darle el alta, si diera negativo.

Mientras tanto, debe mantener el aislamiento de forma preventiva a causa de un contacto con una persona que ha dado positivo por covid-19, que ha hecho que se pusiera en marcha el protocolo que marcan las autoridades sanitarias. 

Etiquetas
Comentarios