Despliega el menú
Nacional

italia

Salvini dice que sufre una "injusticia sin sentido" con el caso Open Arms

En caso de que se le abra un juicio y sea condenado, podría poner en peligro su carrera política.

Italian Deputy PM Matteo Salvini gestures as he speaks during a session of the upper house of parliament over the ongoing government crisis, in Rome, Italy August 20, 2019. REUTERS/Yara Nardi [[[REUTERS VOCENTO]]] ITALY-POLITICS/
Matteo Salvini ha interpretado el papel de malvado en la historia del 'Open Arms'.
Yara Nardi / Reuters

El líder ultraderechista italiano Matteo Salvini opinó este viernes qusufre una "injusticia sin sentido" después de que el Senado autorizara juzgarle por bloquear el barco de la ONG española Open Arms hace un año, cuando era ministro del Interior.

"Me he despertado igual que me fui a dormir ayer, tranquilo, un poco enfadado, obviamente, por haber sufrido una injusticia sin sentido", lamentó esta mañana en el programa de televisión "Aria Pulita".

En agosto de 2019 el entonces ministro bloqueó durante 20 días a la nave de Open Arms con unos 150 inmigrantes salvados en el mar, en el marco de su férrea política de puertos cerrados.

El Tribunal de Ministros de Palermo (sur) pedía enjuiciarle por secuestro de personas y este jueves por la tarde el Senado lo autorizó levantando su inmunidad.

La postura de la Cámara Alta no implica su enjuiciamiento directo sino que esto dependerá de una audiencia preliminar en el Tribunal de Palermo en la que se deberá decidir si se le manda a juicio o si se archiva la causa.

Salvini aseguró que su intención fue "bloquear los desembarcos, combatir a los traficantes de seres humanos, reducir los muertos y los desaparecidos y acabar con la llegada de clandestinos".

"No pedía una medalla pero correr el riesgo de pasar 15 años de cárcel por un proceso agravado y continuado me parece una locura", subrayó.

El líder ultraderechista, fuera del Gobierno desde que hace un año, en septiembre de 2019, dinamitara su alianza con el Movimiento Cinco Estrellas, arremetió contra sus antiguos socios.

Pero también contra el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que le reemplazó en el Gobierno uniéndose al Cinco Estrellas.

Les acusa de orquestar "una votación política" o politizada, pues la autorización del Senado para procesarle contó con los votos de los partidos de la coalición gubernamental.

El ultraderechista afronta otro proceso por un caso similar, por bloquear en julio de 2019 un barco de la Guardia Costera italiana con 131 inmigrantes a bordo, y la audiencia que deberá decidir si abrir proceso se espera para octubre en Catania (sur).

En caso de que se le abra un juicio por estos dos casos y sea condenado, podría poner en peligro su carrera política. La Ley Severino de 2012 prohíbe presentarse a elecciones a quien tenga una condena definitiva superior a dos años.

Algo que ya vivió el tres veces primer ministro Silvio Berlusconi, que fue expulsado del Senado en 2013 por su condena por fraude fiscal en el caso Mediaset. Tardaría cinco años en lograr su rehabilitación, en 2018 por el Tribunal de Vigilancia de Milán. 

Etiquetas
Comentarios