Despliega el menú
Nacional

madrid

El Defensor del Paciente pide investigar la muerte de un bebé en Móstoles

La familia sospecha que el bebé podía padecer una peritonitis aguda, que no fue detectada en la primera visita al hospital, por lo que han denunciado los hechos ante la Policía para que se investigue una posible negligencia médica del centro.

Vista general del Hospital Universitario de Móstoles, donde falleció el bebé.
Vista general del Hospital Universitario de Móstoles, donde falleció el bebé.
Google Maps

El Defensor del Paciente ha instado a la Fiscalía de Móstoles a que abra una investigación sobre la muerte de un bebé de un año ocurrida el miércoles pasado en el Hospital Universitario de esta localidad madrileña 24 horas después de haber sido dado de alta en el mismo centro.

Esta petición se produce un día después de que los padres del bebé fallecido hayan interpuesto finalmente una denuncia ante la Policía Nacional para que se investigue una "presunta negligencia médica" en dicho centro, ya que sospechan que el bebé podía padecer "una peritonitis aguda", que no fue detectada en la primera visita.

"Desgraciadamente las altas precipitadas están siendo muy comunes, en situaciones que hacen volver al hospital y esto cuesta vidas", ha señalado la entidad que preside Carmen Flores, que entiende que pudo haber una "imprudencia médica" en la actuación del Hospital.

Como ya relataran al diario ABC, los padres denuncian que el día antes del fallecimiento, en una primera visita a las Urgencias del Hospital con fuerte dolor abdominal y fiebre, el bebé fue dado de alta "a los 45 minutos" y únicamente con una receta de administración de analgésico.

En el primer parte médico se exponía que el menor estaba bien hidratado y alimentado, con buen aspecto y sin "signos de dificultad respiratoria", que no presentaba signos patológicos y que el bebé no mostraba dolor a la palpación superficial ni profunda en el abdomen, ni tampoco signos de irritación peritonal.

En su denuncia, la madre del bebé fallecido insiste en que en esa primera visita no se le realizó "ninguna radiografía ni ecografía" en el Hospital, al que tuvieron que regresar un día después dado que el menor presentaba esta vez "vómitos en cada toma de leche y continuaba teniendo fiebre".

En esta segunda ocasión, los médicos observaron que, aparte del dolor y distensión abdominal, el bebé presentaba "taquicardia y presencia de gas extraluminal, que inducían a pensar en signos de neumoperitoneo", por lo que fue ingresado en la UCI y se contactó con el Hospital 12 de Octubre para su derivación.

Sin tiempo a ser trasladado al 12 de Octubre, el estado de salud del menor empeoró, por lo que fue intubado, entrando en parada cardiorrespiratoria en dos ocasiones hasta su fallecimiento ese mismo día.

Según el diario ABC, el segundo parte médico emitido por el Hospital recoge que el menor padecía "taquicardia supreventricular, sospecha de obstrucción intestinal con neumoperitoneo secundario, infiltración pulmonar, acidosis metabólica y sospecha de sepsis de origen abdominal".

La familia sospecha que el bebé podía padecer una peritonitis aguda, que no fue detectada en la primera visita al hospital, por lo que han denunciado los hechos ante la Policía para que se investigue una posible negligencia médica del centro.

Por su parte, el Hospital ha avanzado que ha abierto un estudio interno para esclarecer la denuncia, "un procedimiento habitual" cuando se produce una muerte "excepcional" y la familia reclama una revisión de la actuación sanitaria, además de que "se está colaborando en todo momento con la familia". 

Etiquetas
Comentarios