Despliega el menú
Nacional

Investigan el atropello que terminó con la vida de una pareja tras una violenta pedida de mano entre clanes gitanos en Madrid

Este lunes por la mañana fueron encontrados los cuerpos de un hombre y una mujer, y una joven malherida en la cuneta de una carretera con signos claros de haber sido atropellados.

Una pareja, muerta en una cuneta, atropellada en Madrid

La fiesta que este domingo se celebraba en la localidad madrileña de El Álamo para celebrar el noviazgo de dos jóvenes acabó en una reyerta entre dos clanes de etnia gitana y la posterior muerte de un hombre y una mujer, que fueron atropellados intencionadamente en la carretera M-404.

En esa vía también fue arrollada otra joven amiga que les acompañaba y que se encuentra hospitalizada en estado grave.

Aunque en un primer momento se informó de la posibilidad de que los fallecidos fueran la pareja que iba a casarse, la Guardia Civil lo ha desmentido este martes. Los fallecidos son una pareja de 28 y 27 años que asistieron a la pedida de mano, no se trata de los novios que protagonizaban el evento.

Fuentes cercanas al caso han indicado que, en torno a las 23.50, miembros de dos clanes, al parecer uno, de los barrios madrileños de Vallecas y Moratalaz, y otro, de un asentamiento junto al río Guadarrama en el municipio de Navalcarnero, se enzarzaron en una violenta pelea.

Por el momento, se desconocen las causas que la originaron, más allá de que los novios pertenecían a cada clan.

Fue en una rotonda del polígono industrial de El Álamo y frente al bar Layso el lugar escogido para la celebración de la pedida de mano, donde se inició la pelea multitudinaria y "salvaje", como han descrito algunos testigos.

Según ellos, participaron más de cien personas, que utilizaron como armas arrojadizas desde ladrillos hasta las vallas de una obras que se encontraban en el lugar.

"En un momento se formó una batalla campal y brutal", relata otro testigo a Efe.

Un miembro de uno de los clanes atropelló a varias personas del otro clan con su coche, lo que provocó que el resto de las personas se dispersara por diferentes partes del municipio.

Cuando los servicios de emergencia llegaron, alertados por los testigos, no había heridos, porque habían sido trasladados a centros médicos por sus familiares.

En este suceso hubo al menos tres personas con traumatismos que acudieron al hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, entre ellos un niño, han detallado fuentes de la investigación.

Este incidente acabó con la celebración, y ambas familias decidieron cancelar la pedida de mano.

Horas más tarde, sobre las ocho de la mañana, aparecieron las dos víctimas del atropello intencionado, dos mujeres. Una había fallecido y la otra estaba herida grave.

Más tarde, se descubrió un segundo cadáver semioculto entre la maleza.

Por el momento, no hay investigados o detenidos por este atropello mortal, aunque las fuerzas de seguridad prosiguen las pesquisas para identificar a los ocupantes del vehículo, que se dieron a la fuga. 

Etiquetas
Comentarios