Despliega el menú
Nacional

toros

Solo tres ciudades españolas celebrarán sus ferias taurinas de agosto

Huelva, Astorga (León) y Mérida (Badajoz) son la excepción a las localidades que las han suspendido por las restricciones y las medidas de seguridad contra la pandemia.

Enrique Ponce durante la faena de uno de los toros el pasado 12 de agosto en la plaza de Huesca.
Enrique Ponce durante una faena hace un par de años en la plaza de Huesca.
Pablo Segura

Huelva, Astorga (León) y Mérida (Badajoz) serán las tres únicas ciudades españolas que celebren sus ferias taurinas del mes de agosto, en contraposición a una gran mayoría de localidades que las han suspendido a pesar de poder organizarlas tras la aplicación de dispares medidas de seguridad contra la pandemia de la covid-19.

La feria de Colombinas de Huelva será la primera en arrancar, el próximo día 2 de agosto, aunque reducida a dos únicas corridas de toros frente a los cuatro festejos habituales, y contará con la presencia de toreros como Cayetano, Pablo Aguado, Sebastián Castella o Enrique Ponce.

En cambio, la ciudad de Astorga celebrará tres festejos, dos más de lo que es habitual en esta plaza, concretados en dos corridas de toros y una de rejones anunciadas para los días 23, 24 y 25 de agosto, y que serán las únicas que se celebren en esta provincia una vez que se suspendió la feria de San Juan de la capital.

Por su parte, en Mérida, con la autorización en Extremadura de ocupar un 75% del aforo de las plazas, ya se anuncian también dos corridas de toros para los días 28 y 29 de agosto y con carteles tan redondos como el de la primera tarde, que reunirá a Morante de la Puebla, a El Juli y a Miguel Ángel Perera en un festejo que servirá para homenajear al ganadero Borja Domecq, fallecido en abril a causa del coronavirus.

En cambio, serán otras muchas ferias del que se considera mes más taurino del año las que no llegarán a celebrarse, bien por las estrictas medidas de seguridad exigidas por algunos gobiernos autonómicos o porque las empresas respectivas no consideran posible su celebración por la previsible falta de rentabilidad.

En el primero de los casos se encuentran las ferias del País Vasco, y en concreto la Semana Grande de San Sebastián y las Corridas Generales de Bilbao, en plazas regidas por la misma empresa Chopera-Bailleres, que anunció recientemente su anulación.

Una vez que también fueron suspendidas las corridas de San Ignacio en Azpeitia (Guipúzcoa), Euskadi se quedará así sin toros en 2020, y en especial sin la importantísima feria de Bilbao, la más decisiva del mes de agosto, en una plaza que además iba a estrenar la reforma acometida durante este invierno.

En Andalucía, donde se permite un aforo del 50 por ciento, tampoco tendrán lugar las ferias de Málaga y Almería, otras de las citas claves de este tramo de la temporada taurina, y aún no se conoce la decisión sobre la jiennese de Linares, prevista para final de mes.

Aunque ha habido algunos intentos de organizar corridas sueltas en Málaga, cuya plaza tenía que haber salido a concurso este año, finalmente ni empresarios puntuales ni la Diputación Provincial han creído conveniente llevar a cabo su celebración. En ese sentido, el próximo día 6 sí que se verificará una importante corrida de toros en El Puerto de Santa María (Cádiz), que será este año el único testimonio de su temporada de verano.

En Castilla-La Mancha han sido igualmente suspendidas las ferias agosteñas de Ciudad Real, Cuenca y Almagro, además de la habitual corrida que se celebra en Toledo a mediados de mes, mientras que en Extremadura sí se preven festejos aislados en Plasencia (Cáceres) y Herrera del Duque y Don Benito (Badajoz).

Respecto al resto de plazas del norte, la última feria en anularse ha sido la de la Peregrina en Pontevedra, en la única plaza activa de Galicia, mientras que ya lo hicieron también la de Huesca, en una de las zonas donde los rebrotes están siendo más abundantes, y la de Gijón, que cuenta asimismo con el único coso taurino abierto en Asturias.

Por su parte, en la Comunidad de Madrid todo apunta a que, a finales de agosto, tampoco se celebraran los abonos de San Sebastián de los Reyes y Colmenar Viejo, aunque en algunas localidades menores, igual que en resto de España, se van anunciando algunos festejos puntuales.

Después de que no pudieran celebrarse ciclos taurinos tan importantes como los de Valencia, Sevilla, Madrid y Pamplona, desde el anuncio del estado de alarma hasta finales de agosto se habrán suspendido ya más de cuatrocientos festejos taurinos en las distintas categorías.

La asociación de empresarios taurinos Anoet ha señalado a EFE que está trabajando en un informe que publicará en breve y en el que se detallarán las consecuencias y el impacto ecomómico a todos los niveles de la drástica reducción de festejos provocada por la pandemia del coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios