Despliega el menú
Nacional

El Gobierno Vasco apuesta por reeditar la coalición PNV-PSE ante sus "exitosos" resultados

Erkoreka destaca la "lealtad" y el "respeto" con el que han actuado jeltzales y socialistas a la hora de gestionar el programa del Ejecutivo.

El líder del PNV tendrá que pactar para gobernar

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que la opción "preferente" y "compartida" en el seno del Ejecutivo es reeditar la fórmula de coalición entre el PNV y el PSE-EE en la nueva legislatura, dados los "exitosos" resultados de esta experiencia en los últimos cuatro años. No obstante, ha recordado que no es al Gobierno, sino a los partidos, a los que corresponde adoptar una decisión de este tipo.

Erkoreka, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha anunciado que "como es habitual" tras unas elecciones, el ganador --en este caso, el PNV-- contactará con el resto de partidos para conocer su "actitud" ante la nueva legislatura y para buscar posibles ámbitos de "colaboración". El portavoz del Ejecutivo ha subrayado que, como vencedor de los comicios del pasado domingo, "corresponde" adoptar la iniciativa a la formación jeltzale, de forma que esta entablará contactos con el resto de partidos "en las próximas semanas, sin más demora".

"Lealtad y respeto"

Erkoreka ha explicado que el Ejecutivo vasco "ha valorado positivamente" la experiencia de coalición de gobierno entre el PNV y el PSE-EE, dado que la gestión del programa en el que se ha basado el Ejecutivo ha sido "un éxito", y se ha desarrollado de forma "leal y respetuosa" por ambas partes. De esa forma, ha indicado que, en el seno del Ejecutivo, hay "una opción preferente compartida" para reeditar la fórmula de la coalición entre jeltzales y socialistas.

En todo caso, ha recordado que la iniciativa y los pasos que se puedan dar para repetir este modelo corresponden a los partidos políticos, no al Ejecutivo, si bien ha señalado que, como miembro del PNV, el lehendakari, Iñigo Urkullu, participará "en nombre" de dicho partido en un eventual proceso de negociación.

Erkoreka, al igual que las consejeras de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, y de Salud, Nekane Murga, que le han acompañado en la rueda de prensa, ha dicho que está a disposición del lehendakari para continuar en el Ejecutivo en la nueva legislatura. De hecho, el actual portavoz y consejero de Autogobierno se ha mostrado dispuesto a seguir desempeñando estas responsabilidades o, en su caso, a asumir "cualquier otra" que le puedan encomendar.

Baja participación

En su intervención, también se ha referido a la baja participación en las elecciones del domingo, en las que apenas acudió a votar el 53% de los ciudadanos que estaban llamados a acudir a las urnas. Erkoreka ha mostrado su "absoluto respeto" tanto a quienes decidieron ir a votar como a quienes optaron por la decisión contraria. A juicio del portavoz del Ejecutivo, la jornada electoral se desarrolló "con absoluta normalidad" y con todas las garantías de seguridad y salud frente al coronavirus.

Respecto a los motivos de la elevada abstención, ha aludido al hecho de que los comicios, debido a las circunstancias derivadas de la pandemia de la covid-19, se hayan tenido que celebrar en julio, un mes en el que a los ciudadanos, habitualmente, "le preocupan otras cuestiones" distintas a la política.

Además, ha aludido al posible "efecto disuasorio" que haya podido ejercer el propio coronavirus, dado que, pese a los esfuerzos para trasladar a los ciudadanos que se habían adoptado las debidas medidas de seguridad para evitar contagios, "nada impide que haya habido personas que se hayan sentido retraídas" por el temor a contraer la covid-19 si acudían a un colegio electoral.

Otra de las posibles razones de esta baja participación es, según Erkoreka, la "unanimidad" de las encuestas a la hora de dibujar un reparto electoral "muy fijo", en el que ningún sondeo apuntaba en la "dirección" de un posible cambio de Gobierno. El portavoz del Ejecutivo ha destacado que en Galicia, donde en las elecciones del domingo se registró una participación muy superior a la de los comicios vascos, sí que se había planteado la "posibilidad" de que las fuerzas de la oposición lograran un cambio de Gobierno.

Josu Erkoreka se ha comprometido a trabajar para evitar que, en el futuro, los ciudadanos "se desconecten" de la política. En todo caso, rechazado que la baja participación pueda poner en cuestión la "legitimidad" de los comicios.

Legitimidad

Erkoreka ha negado que el contexto actual sea equiparable al de las elecciones de 2009, en las que, desde ciertos sectores del nacionalismo vasco, se cuestionó la legitimidad de dichos comicios porque en los mismos no pudo participar la izquierda 'abertzale', al haber sido ilegalizadas todas sus marcas.

"Son supuestos muy diferentes", ha destacado Erkoreka, quien ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco rechazó la suspensión cautelar de los comicios del pasado domingo y que todos los partidos han podido participar "plena y absolutamente" en la campaña y en las propias elecciones. "No hay ni una formación que se haya retirado de la carrera electoral o que haya dejado de pedir su voto o de organizar actos de campaña", ha manifestado.

Por otra parte, ha recordado que los plazos para la investidura del lehendakari y para la conformación del nuevo Gobierno dependen en gran medida del Parlamento Vasco. De todas formas, ha recordado que, cuando firmó el decreto de convocatoria de las elecciones, el lehendakari, Iñigo Urkullu, anunció que su "deseo" era poder contar a partir de septiembre con un Gobierno "plenamente efectivo y en plenitud de facultades".

Etiquetas
Comentarios