Despliega el menú
Nacional

La Síndica de Greuges de Lérida denuncia "falta de proporcionalidad" en cierre del Segrià

Pardial exige que se informe a los ciudadanos de Lérida con "datos, transparencia y rigor" y pide al Síndic que actúe para que "no se vulnere el derecho fundamental de circulación de toda la ciudadanía leridana".

Un control de los Mossos en la rotonda de Soses, a pocos kilómetros de Fraga, que da acceso a la autopista AP-2.
Un control de los Mossos en la rotonda de Soses, a pocos kilómetros de Fraga, que da acceso a la autopista AP-2.
Digital Fraga TV

La Síndica de Greuges de Lérida, Dora Padial, ha enviado un documento al Síndic de Greuges catalán en el que denuncia la "falta de proporcionalidad" del confinamiento del Segrià, que cree una "vulneración indiscriminada del derecho de libertad de circulación, insuficientemente justificada".

Pardial exige que se informe a los ciudadanos de Lérida con "datos, transparencia y rigor" y pide al Síndic que actúe para que "no se vulnere el derecho fundamental de circulación de toda la ciudadanía leridana", al tiempo que le reclama que "obligue al Govern a justificar una decisión que determina que los leridanos tengan que permanecer en la comarca durante parte del verano".

La Síndica denuncia que la información que recibieron los ciudadanos del Segrià el pasado día 4, cuando se ordenó el confinamiento perimentral, fue confusa y causó alarma entre la población.

En este sentido, argumenta que el Departamento de Interior no especificó en un primer momento que podrían entrar a la comarca todas aquellas personas que tuvieran en ella su residencia y que se encontraban fuera.

De hecho, añade, desde los canales de difusión de Protección Civil se insistió en la idea de que, a partir de las 16.00 horas del sábado día 4, cuando se ordenó el confinamiento perimetral, quedaría prohibida la entrada al Segrià, excepto por motivos laborales.

Ante esta situación, la Síndica sostiene que "la sociedad leridana entró en pánico, ya que pensaban que se había agravado la situación de tal forma que era necesario volver a casa cuanto antes" y que, incluso, parecía que el Govern había activado el Plan de Actuación Procicat para Emergencias Asociadas a Enfermedades Transmisibles Emergentes con Potencial Alto Riesgo de 2010.

Este plan, argumenta la Síndica, "solo puede imponer limitaciones de derechos y actividades cuando se activa la fase de 'Emergencia 1', es decir, "cuando los contagios son superiores a 700 personas por cada 100.000 habitantes".

Por el contrario, y según los datos territoriales de Salud en Lleida, "parece que esta situación nunca se ha producido" y, de hecho, otras ciudades como Tarragona o Girona "parecen tener datos más graves que los de Lleida", asegura.

Asimismo, Padial tilda de "agravio comparativo" la situación del Segrià respecto a la de otra comarca cercana en la que no se han aplicado limitaciones de movilidad y en la que también se han vivido brotes por la covid-19 que la Generalitat "no menciona, pero que toda la ciudadanía conoce".

También exige que se refuerce "urgentemente" la sanidad pública de la comarca y, en concreto, la de los centros de atención primaria, y solicita asimismo una "inyección" económica a través de una línea de ayudas que garanticen que el tejido empresarial y social no se vea "todavía más afectado de lo que ya está", tal como ya se hizo en la Conca d'Òdena (Barcelona), donde se localizó uno de los focos más importantes al inicio de la pandemia.

"Considero que el cierre perimetral comportará que la realidad que vive nuestra ciudad en verano sea insostenible y genere todavía más alarma social de la que ya existe", argumenta.

"A veces -asegura en el documento- tengo la sensación de que la Administración nos trata como súbditos y no como a ciudadanos que somos, y eso es lo que sentimos muchos leridanos cuando el conseller de Interior decretó la medida el pasado sábado 4 de julio". 

Etiquetas
Comentarios