Despliega el menú
Nacional

Casado acusa al Gobierno de "sectarismo ideológico" por excluir a la concertada de las ayudas

El líder del PP avisa de que esa posición de PSOE y Podemos dificulta el apoyo del PP a las medidas sociales en la Comisión de Reconstrucción del Congreso,

Pablo Casado, en el pleno del Congreso.
Pablo Casado, en el pleno del Congreso.
EFE/J. J. Guillén

El presidente del PP, Pablo Casado, ha denunciado el "sectarismo ideológico" de la propuesta del PSOE y Unidas Podemos para excluir a la educación concertada de las ayudas del plan de recuperación ante el coronavirus, y ha advertido de que la posición de ambas formaciones en esta materia plantea "dificultades" para que el Partido Popular pueda apoyar el apartado de políticas sociales de la comisión de reconstrucción del Congreso de los Diputados.

Casado ha criticado este miércoles, en un acto electoral del PP vasco celebrado en Jundiz (Vitoria), la intención del PSOE y de Unidas Podemos de que en el reparto de los fondos para la recuperación de la crisis asociada al coronavirus se incluya "solo" a la enseñanza pública, y no a la concertada.

El dirigente del PP ha advertido de que la inclusión de esta propuesta entre las medidas que debaten los grupos políticos en la comisión para la reconstrucción de la crisis creada en el Congreso de los Diputados hace "más difícil" que su partido pueda apoyar los documentos sobre políticas sociales que se debaten en este foro, entre los que se incluye esta propuesta sobre la educación.

Casado ha denunciado que la exclusión de las ayudas para la recuperación de los centros concertados --aquellos de propiedad privada pero que reciben financiación pública a través de un concierto-- "atenta contra la libertad" de las familias para elegir el colegio al que llevan a sus hijos. Según ha recalcado, esa medida responde al "sectarismo ideológico" del PSOE y Unidas Podemos.

A juicio del líder del PP, este es solo uno de los "muchos errores" que incluye la propuesta del PSOE y Unidos Podemos en materia social. Además, tras recordar que el 50% de los escolares vascos están matriculados en un centro concertado, ha avisado de que su partido no va a "aceptar" una medida con la no inclusión de esta red de enseñanza de las ayudas para la reconstrucción.

"Por buen camino" en el ámbito sanitario

Respecto al resto de las materias en las que se trabaja en la comisión del Congreso para la recuperación social y económica, ha reconocido que el ámbito sanitario es el "más avanzado", por lo queha confiado en que las negociaciones para llegar a un acuerdo "vayan por buen camino".

El presidente del PP ha mostrado su deseo de que cuestiones como la atención a las personas mayores queden "fuera de la confrontación partidista". "La gente quiere que los partidos hablemos de su salud y que a los profesionales sanitarios no les falte de nada", ha manifestado.

En el apartado de las políticas europeas, se ha mostrado dispuesto a intentar "remar a favor" junto al Gobierno, aunque ha reclamado a este que "deje de mentir" respecto a la posición del PP ante los fondos europeos para la recuperación.

"Por mucho que Sánchez lance 'fake news', el PP está apoyando al Reino de España", ha asegurado, en referencia a las negociaciones sobre el reparto de fondos europeos para la recuperación y para el acceso de dirigentes españoles a puestos de responsabilidad en las instituciones comunitarias.

"Discrepancias" en economía

Casado ha añadido que en el ámbito de la economía, también mantienen ciertas "discrepancias" con las formaciones que conforman el Gobierno (PSOE y Unidas Podemos), y ha subrayado que lo que plantea el PP, entre otras medidas, es una "bajada de impuestos" y que la nueva regulación sobre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se extienda hasta finales de año en los sectores más afectados por la crisis.

A su juicio, lo que hay que hacer en una recesión es "bajar impuestos" y no "subirlos". Además, ha acusado al Gobierno de "dejar atrás" a un cuarto de millón de trabajadores afectados por ERTE, a los que no se ha pagado la prestación que les corresponde "desde hace cuatro meses". Asimismo, ha calificado de "escasas" las medidas para incrementar la liquidez de las empresas, algo que, según ha dicho, está abocando al cierre a muchas de ellas.

"El primer plan de choque para 2020 es bajar los impuestos y eliminar trabas burocráticas, favorecer la unidad de mercado y reducir los costes laborales", ha manifestado Casado, quien se ha mostrado partidario de reducir las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social. En todo caso, el dirigente del PP ha considerado que hay "tiempo" para poder llegar a un acuerdo antes del viernes, para cuando está prevista la votación de las conclusiones de esta comisión constituida en el Congreso de los Diputados.

En su intervención, también se ha referido a la situación económica de Euskadi. En este sentido, ha explicado que la coalición PP+Cs propone un plan para la reactivación económica e industrial para "una de las comunidades autónomas que más han vertebrado el tejido industrial" del Estado.

Concierto económico e impuestos

Pablo Casado ha apuntado que el Concierto Económico permite a las empresas vascas ser "más competitivas", dado que las instituciones forales tienen la capacidad de "bajar impuestos". "Es curioso que, con esta formula fiscal tan asentada, que defiende el PP, el Gobierno del PNV no haya decidido bajar los impuestos, porque eso habría permitido al País Vasco competir a nivel internacional y atraer inversiones, justo cuando ahora hay un riesgo de deslocalización, como vemos en algunas empresas a nivel nacional", ha señalado.

El líder del PP ha advertido de que existe "un riesgo" en el sector de la automoción, y ha defendido la necesidad de apostar por la industria "dando seguridad jurídica y bajando los impuestos, costes laborales y los burocráticos".

Por otra parte, ha reclamado que, en el fondo para la recuperación, se incluya una ayuda a las industrias que cuidan el medio ambiente. En esta línea, ha explicado que, si se plantea que los motores de combustión contaminen cada vez menos, sería "bueno" que, por ejemplo, la fábrica de Mercedes en Vitoria recibiera fondos para la hibridación de los motores.

Etiquetas
Comentarios