Despliega el menú
Nacional

educación

El curso arrancará de forma presencial con una distancia de 1,5 metros entre pupitres

Celaá aboga por un máximo de 20 alumnos hasta 4º de primaria y un rastreo de posibles contagios. La DGA, satisfecha ante el respaldo a la petición de Lambán de comenzar el curso con normalidad.

C. P. JOAQUIN COSTA. INCIDENCIA HUELGA GENERAL / 22-05-2012 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[HA ARCHIVO]]]
Un colegio de Zaragoza sin alumnos. 
Guillermo Mestre

El próximo curso escolar volverá a ser presencial si no se produce ningún rebrote inesperado. Este es el supuesto que recoge la guía elaborada por los ministerios de Sanidad y Educación para abordar con seguridad la vuelta a clase. Este documento, que se debatirá este jueves con las comunidades autónomas y que servirá de base para éstas, se centra en un regreso presencial, con un máximo de 20 alumnos hasta 4º de primaria y con una distancia de seguridad de metro y medio entre los pupitres de cursos superiores. Una apuesta –la de la presencialidad– que va en la línea de lo planteado por el presidente aragonés, Javier Lambán, el pasado domingo.

Los alumnos desde infantil a 4º de primaria deberán formar grupos de un máximo de 20 niños, aunque el ideal marcado por Sanidad es de 15. Una medida que ya se da en algunos centros educativos de la Comunidad, donde este año se ha reducido la ratio a 19 alumnos, más dos de reserva para alumnos con necesidades educativas (Acneaes). No obstante, en un volumen importante de centros se alcanzan los 25 alumnos por clase. Esto sucede en los barrios más jóvenes de Zaragoza y también en otros municipios;por lo que, de ponerse en marcha, se deberían buscar soluciones alternativas. 

En estos cursos, según recoge la guía, no será necesario mantener la distancia interpersonal "de forma estricta" puesto que se trata de "un grupo de convivencia estable". El uso de la mascarilla tampoco será obligatorio y solo la deberán llevar los mayores de 6 años cuando salgan de este "grupo estable de convivencia" y no puedan mantener la distancia social, que en esta nueva normalidad se estable en 1,5 metros.

A partir de 5º de primaria, el documento no especifica cuántos alumnos habrá en el aula. Solo señala que se deberá mantener la separación marcada entre los pupitres. De este modo, recordaron los sindicatos, el número de menores por aula estará determinado por el tamaño de la misma que, en términos generales, no suele ser elevado. Cuando no estén en sus mesas y no puedan asegurar la distancia marcada, sí que deberán llevar mascarilla.

La guía recomienda la ejecución de actividades al aire libre y una mayor ventilación en las instalaciones. Además, en el supuesto de que alguien tenga síntomas, la identificación y seguimiento de los contactos lo llevarán a cabo desde Salud Pública.

El Gobierno de Aragón se mostró satisfecho por las declaraciones de la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, quién abogó por una vuelta al aula de manera presencial; la misma propuesta que hizo Lambán en la última conferencia de presidentes. Por el contrario, todavía no detallaron cómo se podría llevar a cabo la vuelta a clase en Aragón más allá del plan de refuerzo presentado este miércoles y que los centros escolares recibirán esta semana.

Programa de refuerzo

La principal novedad es el programa de integración de materias (PIM) dirigido a alumnado que pasa de 6º de primaria a 1º de la ESO. Los centros deberán solicitarlo y se centra en la agrupación de materias, con ratios más reducidas –20 alumnos por aula– y dos horas adicionales para refuerzo y coordinación. Una apuesta que provocó discrepancias entre los sindicatos. Mónica de Cristóbal, representante de CSIFAragón, lo valoró de manera positiva al incluir la mayoría de sus propuestas, a excepción de la reducción de ratios y el aumento del profesorado. Este punto también fue criticado por CGT y CC. OO., quienes consideraron "insuficientes" las medidas adoptadas.

En los cursos de primaria se podrá implantar el programa de Agrupación Internivel, es decir, la agrupación de alumnos de distintas edades. El objetivo es que se favorezca el trabajo colaborativo.

Las familias –tanto Fapar como Fecaparagon– señalaron que este plan es necesario y lo acogieron con "satisfacción". Además, puntualizaron la importancia de que el próximo curso no se aborden solo contenidos curriculares sino que también se ponga el énfasis en todo lo relacionado con el ámbito emocional.

Etiquetas
Comentarios