Despliega el menú
Nacional

Un sobrino del rey de Bélgica con coronavirus viaja a España y deja a 27 allegados en cuarentena

El príncipe Joaquín vive desde hace varios años en España con su novia, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera. A su regreso, su familia política le hizo en Córdoba una fiesta de bienvenida.

Imagen de archivo de Córdoba
Imagen de archivo de Córdoba
HA

El príncipe Joaquín, sobrino del rey Felipe de Bélgica, ha dado positivo por coronavirus, según han confirmado fuentes del Palacio Real belga citadas por medios belgas. Joaquín vive desde hace varios años en España con su novia, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera.

Joaquín, hijo de la princesa Astrid y del príncipe Lorenzo, pasó los dos últimos meses en Bélgica y finalmente regresó a España el pasado lunes, por lo que se organizó una fiesta de bienvenida en Córdoba el pasado martes.

El evento tuvo lugar en una casa privada y en él según algunas fuentes participaron no menos de 27 personas de la alta sociedad. Sin embargo, según otras informaciones citadas por el grupo de medios de comunicación belga Sudpresse la cifra de asistente no superó la señalada por la normativa, en este caso 15 personas.

Mientras, la Subdelegación del Gobierno puso en conocimiento de la Policía Nacional estos hechos tras recibir un escrito de la Junta de Andalucía, en previsión de que se hayan podido cometer irregularidades, informaron fuentes del Gobierno regional.

Tanto la titular de la Subdelegación, Rafaela Valenzuela, como el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico (PP), han expresado su indignación por los hechos.

En opinión de la primera, este tipo de actitudes “ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa durante el estado de alarma y el confinamiento”, mientras que para Torrico se trata de unos hechos “totalmente irresponsables”.

Al parecer Joaquín, de 28 años, tuvo síntomas un día después de la fiesta, según el diario belga '7sur7'. Este viernes, 29 de mayo, los resultados han confirmado que tenía coronavirus, pero su estado no requiere de hospitalización. Un total de 27 personas con las que estuvo en contacto desde su regreso a España han sido ya alertadas y están en cuarentena.

El príncipe Joaquín no tiene función oficial dentro de la familia real belga y sus desplazamientos corresponden a su vida privada. Es el noveno en la línea de sucesión al trono belga. 

Etiquetas
Comentarios